Saltar al contenido
6
Ago

Lo despiden por estar de criticón

Actualizado: 06/08/2018 9:39

En el inicio de esta semana el Gobierno de Arabia Saudí declaró persona non grata al embajador canadiense, al que le dio un plazo de 24 horas para salir del país en respuesta a las críticas de Canadá a los arrestos de activistas saudíes que apoyan los derechos de las mujeres.

Las autoridades de Riad también convocaron a consultas al embajador saudí en Ottawa y suspendió todas las nuevas transacciones comerciales e inversiones con Canadá, indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado publicado por la agencia oficial SPA.

Canadá instó a Riad a poner en libertad a varios activistas que apoyan los derechos de las mujeres

Las medidas fueron anunciadas en respuesta a un comunicado difundido por la Cancillería canadiense el pasado viernes, en el que Ottawa instaba a Riad a poner en libertad a
varios activistas que apoyan los derechos de las mujeres, entre los que citó a Samar Badawi.

El Ministerio saudí de Asuntos Exteriores consideró que la queja canadiense supone una “injerencia flagrante en los asuntos internos del Reino” y subrayó que esta carece de
fundamento y “no se basa en ninguna información precisa o verdadera”.

“Las personas mencionadas fueron detenidas legalmente por la Fiscalía por cometer delitos punibles por la ley, que también garantizaba los derechos de los detenidos y les proporcionó el debido proceso durante la investigación y el juicio”, se indica en el comunicado.

Riad aseguró que se reserva el derecho a tomar nuevas medidas

Riad aseguró que se reserva el derecho a tomar nuevas medidas y advirtió de que si Canadá da “un paso más en esa dirección”, lo considerará un reconocimiento del derecho de injerencia de Arabia Saudí en los asuntos internos de Canadá.

Desde mediados de mayo, las autoridades de Arabia Saudí han detenido a cerca de 20 activistas de los derechos humanos, que han sido acusados de cargos como tramar para socavar
la seguridad y la estabilidad nacional y atentar contra la unidad del país.

Según la fiscalía, los detenidosconfesaron los cargos, entre ellos haber mantenido contactos con individuos y organizaciones “hostiles” al reino y haber reclutado a funcionarios de agencias gubernamentales para obtener información confidencial y documentos con los que dañar los intereses saudíes.

Entre los detenidos, a finales de julio, figura Samar Badawi, hermana del bloguero Raif Badawi, condenado a diez años de prisión y a recibir mil latigazos por “insultar el islam”. Badawi es una activista reconocida internacionalmente por su trabajo en favor del derecho de las mujeres a votar, conducir y lograr justicia social.