Lo que de verdad pasó tras el infierno que se desató en Petare

Los hechos se iniciaron pasadas las seis de la tarde, cuando una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) acudió al puesto de la Guardia Nacional, ubicado en el barrio Mesuca de Petare, a aprehender al sargento mayor de tercera de la Guardia Nacional, Jorge Luis Morillo Fernández, por una investigación que se había iniciado varias semanas atrás.

Según fuentes policiales, Morillo Fernández se negó a ser capturado y se enfrentó junto a otros dos compañeros a los funcionarios de inteligencia.

En medio de la balacera lograron huir y se fueron hasta el otro comando de la GN ubicado en el Muro de Petare, a la espera de que otros efectivos lo apoyaran. Ante esta situación la comisión de la Dgcim los siguió y se generó una persecución donde también hubo disparos.

Al llegar al comando cercano al Muro tomaron las instalaciones y, al parecer, agarraron como rehén a tres suboficiales que se encontraban en ese módulo. Para ese momento ya eran aproximadamente las siete y media de la noche.

Mientras se mantenía la situación se registraron varios enfrentamientos, en uno de los cuales murió el exfuncionario de la GN, Manuel Ignacio Padilla López, quien había ido de paso por el lugar a visitar a unos compañeros en ese mismo módulo. Esto desmiente la versión que lo señalaba como integrante de un colectivo de la zona.

Durante esa misma balacera resultó herido en el brazo derecho uno de los efectivos que acompañaba a Morillo Fernández, quién fue identificado como Edgar Andrés García Florida.

Minutos después Morillo huyó con un fusil AK-103 hacia el barrio La Agricultura de Petare, por lo que se emprendió un operativo de captura integrado por más de 300 funcionarios de diferentes cuerpos de seguridad.

Lo que manejan las autoridades hasta el momento es que Morillo sigue prófugo de la justicia. Sin embargo, otras versiones señalan que a eso de la una de la madrugada de este jueves fue capturado por las comisiones que lo buscaban.

En la persecución, los funcionarios de inteligencia militar lograron aprehender al sargento primero Édgar Andrés García Florida, quien resultó herido en el brazo derecho y era uno de los que se había dado a la fuga por el barrio La Agricultura.

Durante el operativo, los sargentos mayor de tercera de la GN, César José Duno Gil y Jhimelr Alexander Romero Subero, entregaron sus armas de reglamento (pistolas) a un sargento segundo y se evadieron de la unidad en la que eran conducidos, por lo que se mantiene el operativo de búsqueda de los tres fugados.

Fuente EP Mundo Caraota Digital
Cargando...
Cargando...