Saltar al contenido
14
Dic

Lo que hizo la justicia brasileña contra vidente pervertido

Decretaron una orden de prisión contra Joao de Deus un conocido “sanador” espiritual y vidente de TV, luego de que salieran a la luz cientos de denuncias de diferentes mujeres por agresiones sexuales.

“Sí, [la orden] fue decretada”, informó un portavoz del organismo, especificando que todavía no se había producido la detención del médium, cuyo famoso centro de consultas está en Abadiânia, una pequeña localidad en el centro del país, a unos 100 km de la capital Brasilia.

El Tribunal de Justicia de Goiás no confirmó la orden, ya que el proceso se tramita bajo secreto. Uno de los abogados de Joao de Deus, Alberto Toron, afirmó en una nota que interpondrá un recurso de habeas corpus contra una decisión que consideró “ilegal e injusta”, aunque no descartó que el hombre, cuyo nombre real es Joao Teixeira de Faria, se presente espontáneamente ante la policía.

Centenares de mujeres acusan al curador, de 76 años, de haber abusado sexualmente de ellas con el pretexto de curarlas de enfermedades que van de la depresión al cáncer, con sus “cirugías sin corte”. Las denuncias se remontan al menos al 2010.

El escándalo estalló hace una semana, cuando la TV Globo y el diario O Globo reportaron diez casos, entre ellos el de la coreógrafa holandesa Zahira Maus, quien dijo que fue violada por el curandero. Otras declararon, bajo anonimato, que fueron obligadas a masturbarlo o a hacerle una felación, en sesiones de “curación espiritual”.

Solo el Ministerio Público de Goiás (donde se encuentra Abadiânia) recibió 330 mensajes con denuncias desde este lunes.

Joao de Deus defendió su inocencia durante una breve aparición el miércoles en su centro de Abadiânia, la única desde que estalló el escándalo.

“No soy culpable”, exclamó el gurú de baja estatura y mirada penetrante, ante centenas de personas vestidas de blanco, venidas de todo el mundo, que le manifestaron su apoyo entre gritos, aplausos y lágrimas.

Muy popular en Brasil, la reputación de Joao de Deus traspasó fronteras hace años. En el 2012, recibió la visita de la estrella de televisión estadounidense Oprah Winfrey.

Además, los tres últimos presidentes brasileños también recurrieron a él: Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016) cuando tuvieron cáncer, y el actual mandatario Michel Temer, antes de una operación de próstata

Fuente: El Comercio