Macabro: Descubren quién lanzó a la bebé desde lo alto de un edificio

Una vecina encontró a la bebé muerta, recién nacida, aún con el cordón umbilical. Yacía en el patio del edificio. No sabían quién la arrojó allí. Pero la policía investigó y halló a la responsable del macabro hecho.

Los vecinos del 231 de Roger de Flor (Barcelona) no daban crédito a lo que ha pasado. “Si es que en este edificio nos conocemos casi todos. Es un bloque en el que sobre todo vive gente mayor. No nos suena ninguna mujer embarazada. No imaginamos quién ha podido cometer esa barbaridad de traer un niño al mundo y tirarlo por la ventana”. Pero ahora la madre del bebé, española de 18 años, ha sido localizada y detenida por los Mossos d’Esquadra.

En el barrio de Gràcia siguen sobrecogidos. Los Mossos informaron del hallazgo del cadáver de una niña con solamente unas horas de vida. Cuando encontraron el cuerpo, la niña todavía tenía el cordón umbilical. Fue en torno a las diez de la mañana.

Un suceso que suma un caso más a un año trágico en materia de muertes infantiles violentas en España. Todavía no hemos atravesado el ecuador de 2018 y ya se contabilizan 10.

Con el cordón umbilical

El último fue en el barrio de Gràcia, Barcelona. Agentes de la policía autonómica se pasaron toda la mañana y parte de la tarde del martes 12 entrando en dos de los edificios del barrio: el 231 y el 229. Las dos fincas que comparten un patio de luces. Allí, una vecina se encontró el cadáver de una niña recién nacida. Ella misma dio el aviso a la policía.

Nadie tiene la más remota idea de quien ha podido cometer esta aberración. Excepto la Policía, que ya ha actuado con rapidez y ha detenido a una chica que recién estrena la mayoría de edad. De momento, se desconocen más datos. Sólo se sabe que era una niña recién nacida con pocas horas de vida. La policía autonómica aseguró que el miércoles 13 se conocerían los resultados de la autopsia, pero por el momento no han dado información. Será entonces cuando se conozca un poco más que sucedió. Porque todavía no se sabe si la niña nació muerta... o si estaba viva y la mataron.

Cayó de una altura considerable

El cerco cada vez se va acotando más. Fuentes próximas a la investigación han explicado que, por lo que han podido comprobar, la niña tenía un golpe muy fuerte, lo que les hace creer que cayó de una altura considerable. Descartan así los primeros pisos del inmueble. Sea como sea, se han entrevistado con todos los vecinos del bloque, para intentar averiguar el origen.

Los vecinos entraban y salían del bloque desconcertados. “Casi todos los pisos son de propiedad. Por eso nos conocemos casi todos. Hay mucha gente mayor. Igual hay cuatro o cinco que son de alquiler, pero a mi no me suena haber visto a ninguna persona embarazada en estos últimos meses” contaba un residente. En el bar de enfrente, llamado Don Cicuta, presumen “de conocer a casi todos los vecinos de la calle. Esto es barrio barrio. Por aquí pasa casi todo el mundo a tomar café, y no nos suena ninguna chica embarazada”.

Un año trágico

La muerte de esta niña no hace más que sumar otro caso a un año trágico de muertes infantiles violentas en nuestro país. Son ya 10 los menores que han muerto de forma violenta en 2018. De esos fallecimiento, 6 son patrones similares: bebés asesinados al nacer. A esos casos se les tiene que sumar el caso de un niño que se quitó la vida a causa del acoso escolar que sufría por ser transexual, y los asesinatos de Gabriel Cruz (8 años) y los dos niños de Getafe, de 13 y 8 años ahogados por su padre en una bañera.

Fuente EP Mundo El Español
Cargando...
Cargando...