Saltar al contenido
6
Jul

¡Macabro! Hallan más restos de víctimas del “jardinero asesino” (Foto)

La Policía de Toronto (Canadá) reveló que por segundo día consecutivo ha descubierto nuevos restos humanos en una propiedad vinculada con Bruce McArthur, el llamado “jardinero asesino” de Toronto y que está acusado, de momento, de la muerte de ocho personas.

El portavoz policial, el detective Hank Idsinga, encargado de la investigación, declaró que los equipos policiales seguirán excavando en un barranco adyacente a la propiedad utilizada por McArthur para almacenar equipo de jardinería.

Ese barranco era empleado por el sospechoso para descomponer material orgánico que luego empleaba como fertilizante para su negocio de jardinería.

Es en esa propiedad, situada al norte de Toronto, donde la Policía encontró a principios de año partes de cadáveres de siete personas presuntamente asesinadas por McArthur, que está acusado, además, de la muerte de una octava, cuyos restos aún no han sido encontrados.

Las partes de las siete víctimas fueron halladas en el interior de maceteros de grandes dimensiones almacenados en un solar.

Idsinga señaló que todavía no se han identificado los restos humanos localizados en los últimos días, desde que el miércoles los investigadores empezaran a excavar, por lo que no puede decir si son de algunas de las víctimas ya conocidas o de alguna persona todavía no identificada.

“Seguiremos excavando en el mismo área, pero todavía nos queda mucho”, afirmó Idsinga.

La Policía de Toronto ha apuntado que está revisando decenas de casos sin resolver de desaparecidos en las últimas décadas para comprobar si tienen alguna relación con McArthur.

McArthur, de 66 años de edad, fue detenido en enero y acusado inicialmente del fallecimiento de dos individuos. Posteriormente, McArthur fue acusado de la muerte de otras seis personas.

Todas las víctimas son varones que frecuentaban el barrio gay de Toronto. Durante años, la comunidad gay de la ciudad ha denunciado múltiples desapariciones inexplicadas, culpando de ellas a un supuesto asesino en serie.

Hasta enero, la Policía de Toronto negó la existencia de un asesino en serie, pero tras la detención de McArthur ha reconocido su error.