Madre ajustició a un extraño ladrón de bebés

Una mujer de Texas disparó a un hombre en la cabeza para presuntamente evitar que se robara su camioneta SUV en la que se encontraban sus dos hijos, de dos y cuatro años.

El incidente ocurrió el miércoles a eso de las 10 p.m. en una estación de gasolina Shell en la cuadra 200 de West Camp Wisdom Road, en Dallas.

La madre contó a medios locales que se bajó un momento a pagar en la gasolinera mientras sus dos hijos permanecían en el asiento trasero de su camioneta. De repente, un hombre se coló dentro del vehículo.

Sobreviviente

La mujer reaccionó de inmediato y logró meterse rápidamente en la camioneta antes de que el hombre empezara a conducir. La víctima aseguró que le pidió al presunto ladrón que saliera del auto, pero el hombre la ignoró. Entonces, la madre dijo que alcanzó la guantera de su vehículo, sacó su arma de fuego y le disparó al hombre en la cabeza.

“No soy una asesina pero creo en defender lo que es mío”, agregó al canal CBS11.

Ante el disparo, el hombre identificado luego por las autoridades como Ricky Wright, de 36 años, chocó la camioneta contra un poste telefónico. Fue llevado a un hospital cercano con heridas que no son mortales.

Wright fue acusado de restricción ilegal y uso no autorizado de un vehículo. Fue arrestado más de 20 veces por una variedad de cargos, incluyendo posesión de marihuana, evadir el arresto, asalto y robo. Los dos niños no resultaron heridos durante el incidente.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...