Madrecita le “prestaba” su hija al amigo para satisfacer su lujuria

La Policía Nacional ha detenido a un individuo por abusar sexualmente de forma continuada, durante ocho años, de una menor de edad aprovechando que era amigo de su familia y también ha arrestado a la madre de la víctima por consentir los hechos, debido a que su hija le había alertado hace años y su respuesta fue abofetearla y no denunciarlo.

De esta forma, agentes de la Policía Nacional han detenido a las dos personas, el hombre y la mujer, como presuntos autores, respectivamente, de un delito abuso sexual continuado sobre menor de edad y un delito de malos tratos en el ámbito familiar y abandono de menor, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

La investigación policial se inició tras la presencia de la madre en el instituto de secundaria donde estudia la joven manifestando el deseo de ésta de abandonar los estudios que estaba cursando. La madre hizo referencia al equipo docente del motivo del abandono haciendo referencia a unos abusos sexuales sufridos por parte de un amigo de la familia.

El equipo docente puso estos hechos en conocimiento de la Policía Nacional conforme a la colaboración establecida con centros de enseñanza.

Tras las primeras pesquisas policiales y la declaración de la menor, los investigadores tuvieron conocimiento de que la madre había sido conocedora desde hace dos años de los abusos que venía sufriendo su hija, no denunciando ni evitando su continuación.

En el trabajo

Los hechos se remontan a cuando la joven tenía ocho años y empezó a quedarse en casa de unos amigos de sus padres mientras éstos estaban en el trabajo. El amigo de los padres empezó a abusar de la menor y los padres desconocían los hechos.

Al cabo de unos años, los progenitores alquilaron a este individuo una habitación en el domicilio familiar, continuando los abusos que se prolongaron en el tiempo hasta el año pasado.

Hace dos años, la menor de 15 años manifestó a su madre los abusos sufridos por este varón e inquilino y la progenitora, ante ello, no solo no lo impidió o denunció sino que llegó a abofetearla, no dando importancia de lo narrado por la hija. Los abusos sexuales continuaron hasta hace un año.

Por todo ello, el Grupo de Menores de la Jefatura Superior de Policía Nacional de la Región de Murcia ha procedido a la detención de la madre y a la plena identificación, localización y detención del presunto autor de los abusos sexuales. Ambos arrestados han pasado a disposición judicial una vez practicas todas las diligencias policiales oportunas.

Así mismo, la menor de edad ha sido entregada a su hermana, mayor de edad, que reside fuera de la región. A través de Interpol se está intentando localizar al padre de la menor.

Los detenidos son un varón y una mujer de 50 y 53 años de edad y nacionalidad ecuatoriana y boliviana.

Por parte de la Policía Nacional y concretamente del Grupo de Unidad Familiar-Menores cabe destacar la buena sintonía y colaboración existente entre ellos y los centros docentes que permite esclarecer casos como el que nos ocupa y que sin su colaboración no se hubiesen conocido.

Fuente EP Mundo El Mundo
Cargando...
Cargando...