Maduro prepara su artillería roja para intervenir las empresas

Desde que el fallecido presidente Hugo Chávez asumió el poder en 1999, el gobierno ha allanado el camino para controlar las empresas. Primero fue mediante expropiaciones y ahora, con Nicolás Maduro, se profundiza con la creación de los Consejos Productivos de Trabajadores.

Empresarios y sindicalistas aseguran que mediante esa figura el Ejecutivo se prepara para tomar el control absoluto del aparato productivo. La primera mención que se hizo de estos consejos de trabajadores fue en 2012, cuando en la Ley Orgánica del Trabajo sustituyeron la cogestión laboral.

En noviembre de 2016 Maduro publicó en la Gaceta Oficial 41026 la creación de los CPT (Consejos Productivos de Trabajadores). Sin embargo, el 30 de enero pasado fue cuando la asamblea nacional constituyente profundizó el esquema de control con la aprobación de la Ley de los Consejos Productivos de los Trabajadores, que amplía sus funciones.

En la Gaceta Oficial 41336 del 6 de febrero de 2018 fue publicada la ley, que consta de 19 artículos. El objetivo, según la normativa, es que la clase obrera y otras “expresiones del poder popular” tengan una “participación protagónica en la gestión de la actividad productiva y distribución de bienes y servicios en las entidades de trabajo públicas, privadas, mixtas y comunales”.

Alí Poveda, abogado laboral y directivo de la Asociación de Trabajadores Emprendedores y Microempresarios, sostuvo que el objetivo de la ley es controlar la fisiología de la grande o pequeña empresa, sea pública o privada. “Responde al propósito de controlar los procesos productivos y despojar al propietario de la operatividad de la empresa. Ya el gobierno no tendría necesidad de expropiar”.

Advirtió que los consejos pueden tomar medidas preventivas como la ocupación temporal de la empresa. “La ley es la coronación del totalitarismo en la economía. Acaba con la propiedad privada”, afirmó.

El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, coincide con Poveda: “Estamos ante un gobierno que pretende instaurar el totalitarismo. Para un gobierno totalitario nada puede estar fuera de su alcance y hemos visto que su resultado es la destrucción”.

Dijo que es evidente el fracaso del control del Estado sobre los bienes de producción. “Pdvsa, Sidor, Cantv y Corpoelec son ejemplos visibles. Es profundizar el modelo equivocado que ha traído destrucción, caída de la producción, pérdida de empleos y empobrecimiento. Insertar personas que no tienen conocimiento ni experticia empresarial, gerencial o del negocio, agudizará el riesgo de que las empresas quiebren”.

Froilán Barrios, dirigente del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que la verdadera intención de los consejos es el control absoluto del sistema de relaciones de trabajo.

“El objetivo del proyecto político bolivariano, chavista y madurista es montar el Estado comunal, y los Consejos Productivos de los Trabajadores es un brazo de ese Estado comunal. Otras de las extremidades son los consejos comunales y las comunas”.

Añadió que los consejos son órganos políticos del Estado por su composición. El artículo 7 de la ley establece que deben tener entre tres y siete integrantes, incluyendo a un miliciano.

Es cuestión de días, recordó, para que empiece el proceso de intervención. Dos de las cuatro disposiciones transitorias de la ley dicen que noventa días después de su publicación deben renovarse los CPT constituidos tras el decreto presidencial en noviembre de 2016 e instalarse mínimo un consejo “por cada entidad de trabajo que se encuentra bajo el ámbito de aplicación de esta ley”. Ayer se cumplieron los 90 días.

Conflictos. Si bien la ley señala que los CPT no tienen potestad sobre las organizaciones sindicales, el abogado laboral y director del Instituto de Altos Estudios Sindicales León Arismendi afirmó que es una perturbación para los sindicatos porque los obliga a participar en “ese órgano paraestatal” sin que el trabajador manifieste su voluntad.

“Estamos ante una normativa abiertamente violatoria del convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo, que establece la libertad sindical”, refirió.

Alí Poveda alertó que los consejos pueden generar conflictos con los sindicatos.

Barrios señaló que si los trabajadores hacen un paro para obtener mejores sueldos, el consejo productivo puede ordenar que continúen las labores. Añadió que los consejos también intervienen el sistema de relaciones del trabajo porque es una figura que afectará directamente a los sindicatos.

Fuente EP Mundo El Nacional
Cargando...
Cargando...