Saltar al contenido
14
Mar

Malvada azafata provoca la espantosa muerte de un perro

Actualizado: 14/03/2018 8:26

United Airlines se responsabilizó de la muerte de un perro al interior de la cabina de un avión, después de que una azafata del vuelo que partió este lunes de Houston con destino a Nueva York obligó a una de las pasajeras a poner a su mascota en el compartimiento superior, junto al equipaje de mano.

El pasajero June Lara contó en Facebook que la dueña del French Bulldog viajaba junto a sus hijas, una de unos 8 años y otra bebé, y su mascota de 10 meses en un guacal para poder llevarlo debajo del asiento, como lo acepta la aerolínea por un costo adicional de $125.

Sin embargo, una de las azafatas insistió en que el animal debía ubicarse en el maletero superior durante el vuelo de más de tres horas.

“No hubo ningún sonido cuando aterrizamos y abrimos su perrera. No hubo movimiento cuando su familia lo llamó por su nombre. Sostuve a su bebé mientras la madre intentaba resucitar a su cachorro de 10 meses”, dijo Lara. “Esta pobre familia pagó $125 para que su mascota fuera asesinada en frente de ellos”.

Today, I boarded my first United Airlines flight.On my way, I saw a Frenchie that looked identical to my own precious…

Posted by June Lara on Monday, March 12, 2018

Maggie Gremminger, otra pasajera del vuelo 1284, dijo al New York Times que cuando el vuelo aterrizó en La Guardia su dueña se dio cuenta que su mascota no respondía, había muerto: “Inmediatamente empezó a llorar. Luego lloraron su hija y otro pasajero extraño, que tomó la bebé y la sostuvo mientras la familia lloraba en la fila 23 del avión”.

¿Solución?

United Airlines lamentó el “trágico accidente” y recalcó que las mascotas “nunca deben viajar en el compartimiento superior”.

“Asumimos toda la responsabilidad de esta tragedia y expresamos nuestras más profundas condolencias a la familia y nos comprometemos a apoyarlos. Estamos investigando a fondo lo que ocurrió para evitar que esto vuelva a ocurrir”, dijo la aerolínea en una comunicado.

United Airlines no se refirió específicamente a la orden de la azafata de ubicar al animal en el maletero superior, una medida que va en contra de las políticas de las aerolíneas que indican que las mascotas aceptadas a viajar en cabina deben ir todo el vuelo en la parte inferior del asiento delantero del pasajero.

“La mascota que viaje en la cabina debe ser transportada en una jaula aprobada de estructura sólida o blanda. Esta debe caber debajo del asiento que se encuentra frente al pasajero y permanecer allí en todo momento”, dice la aerolínea en su página web.