Médico perverso pagará por combinar drogas con pedofilia

Una serie de accidentes, según lo describe el Departamento de Salud de Florida, le podrían costar a un médico del sur de la Florida su licencia.

Los accidentes del médico de Júpiter, Ricardo Bedoya, de 64 años, clasifican a ambos como metafóricos (con drogas) y literales (con un automóvil).

Este último se convirtió en un proceso penal del cuerpo especial contra la Trata de Personas de la Oficina del Fiscal del Estado después de que policías de Miami dijeran que la pasajera de Bedoya era una de las dos menores de edad a las que les ofrecía alcohol, drogas y dinero para tener relaciones sexuales.

Bedoya tiene una fianza de $52,000 luego de haber sido acusado de dos cargos de agresión obscena y lasciva (participar en actividad sexual con una persona de entre 12 y 16 años) y dos cargos de instar a un menor a delinquir.

La situación de Bedoya se detalla en la Orden de Restricción de Emergencia del Departamento de Salud, que prohíbe a Bedoya realizar cualquier trabajo médico hasta que la Red de Recursos Profesionales (PRN) dé la aprobación al Departamento de Salud.

El estado contrata a PRN para tratar con “profesionales de la salud con problemas”. Según el Departamento de Salud, Bedoya hizo un acuerdo de monitoreo de cinco años con PRN en el 2012 después de haber sido diagnosticado con dependencia a la cocaína y el alcohol, así como trastorno del estado de ánimo.

Un análisis de orina dio positivo con cocaína en septiembre del 2012 y otro análisis del cabello le dio positivo con cocaína en marzo del 2013.

La orden de emergencia indica que un médico diagnosticó a Bedoya con “trastorno depresivo, dependencia a varias sustancias (cocaína, marihuana, alcohol) y trastorno del estado de ánimo con manifestaciones maníacas inducido por la cocaína, con exabruptos durante la abstinencia y el consumo”, y que Bedoya “no podía ejercer con una habilidad y seguridad razonables”.

A Bedoya se le volvió a permitir ejercer su profesión en mayo del 2013. Después de que su cabello diera positivo en una prueba de cocaína en el 2015, Bedoya comenzó un tratamiento en la Conexión de Cuidado de la Salud desde el 27 de mayo hasta el 26 de agosto.

Antecedentes

Fue el 26 de agosto del 2015, según la orden de restricción, que Bedoya tuvo un accidente automovilístico. Las heridas lo obligaron a permanecer hospitalizado por cuatro meses. La pasajera de Bedoya (entonces tenía 61 años), descrita en el documento como una menor de edad que había escapado de su casa, podría ponerlo en prisión por mucho más tiempo.

“A través de entrevistas con la menor, los oficiales se enteraron de que durante el año anterior, el Dr. Bedoya le había pagado a ella y otra menor a cambio de relaciones sexuales”, dice la Orden de Restricción de Emergencia. “El Dr. Bedoya también les proporcionó alcohol y drogas a las dos menores”.

Por ello, se presentaron cargos penales en septiembre del 2016. Bedoya regresó a la práctica después de pagar una fianza. En el 2017, según la orden, dio positivo tres veces a exámenes de drogas y participó en tres programas de tratamiento. El último, en Pine Grove Behavioral Health & Addiction Service, en Hattiesburg, Mississippi, botó a Bedoya por falta de pago.

“Al Dr. Bedoya se le han brindado numerosas oportunidades para aprovechar la ayuda brindada por PRN, pero ha demostrado que no puede evitar el consumo de drogas y alcohol y que no completará el tratamiento necesario para sus problemas de abuso de sustancias y trastornos de compulsión sexual, lo que indica que este comportamiento continuará”, indica la orden de restricción.

“Basándonos en lo anterior, no hay medios menos restrictivos que los términos descritos en esta Orden que protegerán adecuadamente al público”.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...