Saltar al contenido
26
Dic

Mire cuánto tendrá que pagar Corea del Norte por Otto Warmbier

En Estados Unidos, una juez dictó una sentencia en donde ordena que Pionyang deberá pagar 501 millones de dólares a la familia del estudiante, Otto Warmbier, de nacionalidad estadounidense y que murió luego de permanecer preso en Corea del Norte por alrededor de un año, en concepto de daño por torturarlo y asesinarlo.

Los padres de Warmbier —que murió en EE.UU. tras permanecer 17 meses cautivo en Corea del Norte— presentaron contra ese país asiático una demanda por un monto de casi 1.100 millones de dólares por daños punitivos. En la demanda acusaron al régimen “criminal” de Kim Jong-un de torturar brutalmente y provocar la muerte de su hijo de 22 años, que permaneció preso en territorio norcoreano del 2 de enero de 2016 al 13 de junio de 2017.

En marzo de 2016, Otto Warmbier fue declarado culpable de crímenes contra el Estado norcoreano y condenado a 15 años de prisión con trabajos forzados por haber robado un cartel con un lema político del hotel en el que se alojaba en Pionyang. El joven fue trasladado al estado de Cincinnati desde Corea del Norte el 13 de junio de 2017 con una “grave lesión neurológica” y murió poco después a la edad de 22 años.

Corea del Norte ha negado reiteradamente que torturara a Otto Warmbier.

¿Era un peón en los juegos globales?

La familia estadounidense, los Warmbiers, experimentó de primera mano la brutalidad de Corea del Norte cuando Pionyang tomó a su hijo para usarlo como peón en los juegos globales de ese Estado totalitario y sus confrontaciones con Estados Unidos“, aseveró ante la corte Beryl Howell, juez principal del Tribunal de Distrito de EE.UU. para Washington D. C.

Los procedimientos judiciales coinciden con un impulso diplomático por parte del presidente de EE.UU., Donald Trump, para concretar un segundo encuentro con su homólogo norcoreano Kim Jong-un. El mismo día que salió la orden del juez, el mandatario, publicó en Twitter una foto junto con Stephen Biegun, representante especial de EE.UU. para asuntos relacionados con Corea del Norte.

“La sesión informativa en la víspera de Navidad con mi equipo que trabaja en Corea del Norte está progresando“, escribió el mandatario, quien en junio pasado sostuvo que la muerte de Warmbier ayudó a facilitar la primera reunión entre los líderes mundiales. “¡Espero con ansias mi próxima cumbre con el presidente Kim!“, concluyó.

Fuente: Actualidad RT