Saltar al contenido
8
Abr

Misteriosa aparición de dos vehículos sin conductor dentro de un río

Actualizado: 08/04/2018 18:41

Los trabajos de inspección de los efectivos de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil en el río Almonte han finalizado sin que se haya encontrado cuerpo alguno en el interior de los dos vehículos sumergidos en el fondo.

A partir de ahora, el equipo de Policía Judicial va a iniciar una investigación para determinar la procedencia de ambos vehículos, los cuales serán rescatados del fondo del río en los próximos días, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Los buzos reanudaron la mañana de este domingo la búsqueda de indicios que aclararan los motivos por los que han aparecido estos dos coches sumergidos en el mismo punto del río Almonte, a la altura del kilómetro 15 de la carretera EX-390 (Cáceres-Torrejón el Rubio), tras la aparición este sábado de un segundo vehículo cuando se buscaba a los posibles ocupantes de otro supuestamente accidentado el viernes.

Los trabajos de búsqueda, que se suspendieron en la tarde del sábado por falta de visibilidad, sin que se encontrara ningún cuerpo, han sido “bastante complicados y difíciles”, según explica la Guardia Civil, que señala que ambos coches se encuentran “prácticamente enterrados en el fango” por lo que se desconocía qué había en su interior.

Cabe recordar que el primer coche se localizó este pasado viernes, en el fondo del cauce del río Almonte, después de que a las 11,20 de este viernes la Guardia Civil recibiese un aviso de una posible salida de vía de un vehículo en este punto, en un tramo “sinuoso” y que mediante un viaducto salva el cauce del río Almonte.

Tras desplazarse agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Cáceres a la zona, se observaron indicios de una probable salida de un vehículo, así como de precipitación por desnivel y caída al cauce fluvial, y se apreciaron igualmente manchas de aceite superficiales en las aguas donde convergen las huellas de desplazamiento por el barranco hacia la cuenca del río.

Al lugar se desplazó un equipo de buzos de la Guardia Civil, que a localizó este primer turismo volcado sobre su techo, y tras suspenderse las labores de búsqueda cuando cayó la noche, que se retomaron durante todo el fin de semana.