Saltar al contenido
4
Sep

¡Mucho cuidado! Descubre si te andan haciendo brujería

Actualizado: 04/09/2018 13:47

¿Eres de las personas que creen en brujería? Si es así sabes que existen la magia blanca y la negra, es por eso que debes tener cuidado de que alguien te haga un hechizo.

A continuación te enseñaremos a identificar las señales de que eres víctima de la algún hechizo de magia negra.

  • Sentimientos negativos o tristeza.

Si todo en nuestra vida va relativamente bien o normal y nos asaltan constantemente sentimientos de tristeza, ahogo, pesadumbre o depresión y no encontramos la causa, quizás estemos ante magia negra. Si no hay nada que lo provoque, ¡mucho cuidado!

  • Solo fracasos.

Este es uno de los rasgos más característicos de un ataque de magia negra. La víctima fracasa en todos los caminos que emprende: proyectos, decisiones, planes, etc. No importa si la persona tiene una actitud positiva y cree firmemente en que todo saldrá bien, las cosas no funcionan.

  • Pérdidas de dinero.

Así como lo consigue, desaparece. Así que le es imposible ahorrar. Una salida constante e imparable de dinero hace que su economía se vea afectada de forma considerable. Incluso puede perder su trabajo o su fuente de ingresos.

  • Desazón constante.

La víctima siente inquietud todo el tiempo, una sensación en la boca del estómago de que algo malo va a suceder. Es más, pueden despertarse fobias que nunca antes había experimentado e incluso ataques de pánico.

  • Olores espantosos.

Comienza a oler a podrido en algunas partes de la casa, que tan pronto como aparecen, se van. Este es un síntoma inequívoco de magia negra.

  • Aparición de insectos.

Es frecuente que también aparezcan insectos en la casa, sobre todo cucarachas. De repente la casa se inunda de moscas, primero algunas y después muchísimas. Se trata de moscas grandes y negras difíciles de atrapar y que hacen mucho ruido.

  • Pesadillas.

Es muy frecuente que las personas que están siendo víctimas de un ataque de magia negra tengan pesadillas recurrentes. Incluso personas que suelen tenerlas, comienzan a tenerlas cada noche.

  • Relaciones sexuales insatisfactorias.

Muchas personas que están bajo la influencia de la magia negra suelen perder todo el apetito sexual, lo que suele desembocar en otros problemas más graves.