Muere un día después de una cirugía estética y la causa espanta

Parecía el típico caso de una muerte por negligencia tras una cirugía estética. Pero los médicos forenses decubrieron algo oculto.

Delma Pineda, una mujer de San Francisco, California, que murió en marzo un día después de someterse a varios procedimientos cosméticos en una clínica de Miami, falleció a causa de una hemorragia cerebral posiblemente relacionada con una rara anomalía congénita, según el informe de la autopsia realizada por la Oficina Forense de Miami-Dade.

El reporte forense, al que tuvo acceso el Nuevo Herald, concluyó que la asistente médica de 44 años murió de causas naturales debido a que un quiste aracnoideo que tenía en el cerebro empezó a sangrarle de manera espontánea.

“Este es un caso rarísimo”, resumió Sergio González-Arias, decano ejecutivo de asuntos clínicos de la Facultad de Medicina Herbert Wertheim de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), quien fue consultado como experto en neurología y no tiene relación con Pineda o su autopsia.

González explicó que los quistes aracnoides —cavidades llenas del líquido cefalorraquídeo en el cerebro— son bastante inusuales debido a que solo se presentan en menos del 2 por ciento de la población. Que además se haya producido un sangramiento espontáneo dentro de ese quiste es aún más raro, afirmó.

El también jefe de Neurocirugía del Hospital Baptist de Miami dijo que estos quistes “no tienen consecuencias graves y los pacientes rara vez presentan síntomas”. Quienes sí experimentan síntomas suelen tener dolores de cabeza o convulsiones.

En los casos de sangramiento, las causas suelen ser por trauma o de manera espontánea, como en el caso de Pineda.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...