Mujer del Chicle revela qué le dijo el día que asesinó a Diana Quer

Luego de trece meses manteniendo la coartada de su marido, Rosario Rodríguez Fraga se desmoronó y lo contó todo al juez sobre el caso de Diana Quer. Esto fue lo que dijo.

Durante meses, Rosario Rodríguez Fraga interrogó una y otra vez a su marido,José Enrique Abuín Gey, alias ‘El Chicle’, acerca de su posible responsabilidad en cuanto a la desaparición y muerte de Diana Quer. “Mientras seguía saliendo esta chica en la tele, yo siempre le seguí preguntando, y él, “que no, que no””. Así lo explicó el pasado 1 de enero de este mismo año. Ese día fue cuando se sentó ante el juez que instruye el caso para dar su versión de lo que ocurrió la noche del 22 de agosto de 2016, el día en que desapareció la joven madrileña de 18 años.

Fueron unas declaraciones meridianas, con las que la mujer se desmoronaba después de trece meses manteniendo la coartada de su marido. El hombre llevaba mucho tiempo en el punto de mira de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, quienes condujeron desde el principio la investigación del caso.

Fue un cambio notable. Meses atrás, tanto ‘El Chicle’ como su mujer fueron interrogados por los agentes. Sabían que Abuín era el principal sospechoso casi desde el principio, pero la coartada de su mujer le protegía. Durante mucho tiempo, Rosario explicó que su marido, aquella noche, había salido a robar combustible. Eso fue lo que él le explicó, y ella le creyó. No era para menos.

En los últimos años, ‘El Chicle’ desempeñaba esta y otras actividades ilícitas en la zona de Boiro, Rianxo, Pobra do Caramiñal y el resto de la comarca de O Barbanza. Pero ya ante los agentes aquella versión se desmoronó. La mujer terminó reconociendo que no sabía exactamente dónde había estado ni qué era lo que había hecho aquella madrugada.

“Dijo que iba al gasoil”

La mujer de ‘El Chicle’ estuvo, en un primer momento, imputada como encubridora en el caso. El juez acabó declinando seguir investigándola al entender que ella no tenía efectivamente, nada que ver con el caso. Aquella noche, recordaba Rosario, ella se quedó en casa con su hermana, con su cuñado, con su sobrina y con su hija.

“Nosotros nos fuimos para cama todos, mi cuñado también se acostó, y mi marido se cambió de ropa y salió. Dijo que iba al gasoil”, detalla La Voz de Galicia. Rosario Rodríguez confesó que Abuín no regresó al domicilio del núcleo rianxeiro de Taragoña hasta pasadas las tres de la madrugada.

Para entonces, ya había raptado a la joven Diana cuando esta regresaba a casa de las fiestas de A Pobra. Queda por saber -quizá lo sepamos en la reconstrucción del crimen que se realizará este viernes- si la asesinó esa misma noche o en alguna de las jornadas posteriores en la nave industrial de Asados, a pocos metros de la casa en la que Abuín se crió.

Horas después, la mañana siguiente, la madre de Diana y su hermana Valeria se asomaron a la habitación de su hermana. No había vuelto de la noche de fiesta. Entonces se activó el dispositivo de búsqueda. La mujer de ‘El Chicle’ comenzó a preocuparse, a sospechar que su marido podía tener algo que ver con aquello. Empezó a desconfiar de él. “Yo primero busqué todas las pruebas antes de creérmelo”.

Violación de su hermana

Durante el interrogatorio, la mujer de Enrique Abuín, a la que el juez dejó en libertad, también habló sobre la presunta violación de su hermana por parte de su marido en el año 2005. “Ella me dijo que no había nada evidencial de que fuera Enrique, y que podía estar tranquila”, le contó al juez.

Lo que a ella le ocurrió hace ya varios años es el más oscuro de todos los antecedentes de El Chicle. Enrique Abuín Gey trató, presuntamente, de violarla. La hermana de su mujer denunció lo ocurrido, explicando lo que hizo aquel hombre fornido, rubio y de dentadura prominente. Contó cómo la penetró en contra de su voluntad. Le denunció en el año 2005 acusándole de violación.

El asesino confeso de Diana Quer la llevó a un descampado y allí abusó de ella. Sin embargo, la presión de la familia, que nunca la creyó, llevó a la joven a retirar la denuncia. Chicle quedó libre de toda culpa, judicialmente hablando. Ahora las miradas de todos en la familia de ella se dirigen a ese suceso del pasado.

Mientras, todos aguardan expectantes a la reconstrucción del crimen de este próximo viernes. Quizá entonces sepamos cuándo murió Diana, cuyo cadáver fue hallado en la nave industrial de Asados la madrugada del pasado 31 de diciembre.

Fuente EP Mundo El Español
Cargando...
Cargando...