Saltar al contenido
7
Ago

Murió el “El Monstruo de Santa Rosa” (Detalles)

Actualizado: 07/08/2018 9:18

Manuel Espinoza Roa, conocido como “El Monstruo de Santa Rosa”, murió el pasado 19 de julio en el centro de reclusión de Cabimas, por complicaciones generadas a raíz de una tuberculosis.

En este sentido, familiares de Roa denunciaron que a su pariente jamás se le fue permitido trasladarse hasta el Hospital General de Cabimas, durante su período en prisión, a pesar de que él tenía tuberculosis desde hace más de un año.

Las hermanas del reo aclararon que, los “pranes” del centro de arrestos no permiten la salida de los reos enfermos al centro de salud, a menos que paguen 500 millones de bolívares, una cantidad que la familia no poseía.

“Ya por lo menos mi hermano está descansando y no murió de la manera que muchos querían. Murió de manera natural, no porque lo hayan tocado o le hicieran daño”, declaró María, una de sus hermanas.

Cabe recordar, que el joven de 30 años de edad, fue condenado a 30 años de cárcel por el homicidio contra su pareja, Greily Carolina Ortega, de 25 años, y sus hijastros, quienes tenían nueve y siete años de edad.

El hecho ocurrió el pasado 6 de septiembre de 2015, día en el cual Roa, apuñaló a la mujer y a los pequeños, a quienes también violó.

Luego de cometer el crimen, el hombre huyó hasta Ciudad Bolívar, en donde conoció a Crisálida Contreras Espejo, una mujer de 82 años de edad, que le dio trabajo en una hacienda sin saber sus antecedentes.

Poco tiempo después, la mujer lo descubrió robando durante su jornada laboral, motivo por el cual, Manuel tomó una tijera con la que atacó a la anciana, arrebatándole la vida, según lo reseñado por Versión Final.

Días después, el 31 de octubre de 2016, la policía lo aprehendió en un hotel de la entidad, por lo que fue trasladado a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la vía al aeropuerto La Chinita.

Espinoza Roa tenía tres meses en el centro de reclusión de Cabimas, cuando fue contagiado por tuberculosis.