Saltar al contenido
17
Sep

Nahir Galarza rompe el silencio y su confesión impacta al mundo

Actualizado: 17/09/2018 17:58

Sus declaraciones llegan en medio del escándalo nacional. Desde el pasado 10 de septiembre Nahir Galarza está recluida en una prisión en la localidad argentina de Paraná, lugar donde cumplirá su cadena perpetua tras haber asesinado a Fernando Pastorizzo, su novio.

Y ahora, por primera vez, rompió el silencio. “Me pintaron como una loca. No entiendo por qué esto de ir todos contra una persona. Está bien, yo no voy a minimizar lo que pasó, pero tampoco nadie conoce la verdad de la historia ni lo que pasó en estos años anteriores”, sostuvo desde la cárcel en entrevista que publica el portal Ahora y que replican todos los medios trasandinos.

En su relato, Galarza sorprendió al decir que Pastorizzo no era su novio. “Más allá de que hayan caratulado la causa como homicidio agravado por el vínculo, la verdad es que nunca tuve novio. Ni Fernando ni nadie, más que nada porque yo nunca quise. Yo era de salir todos los fines de semana para disfrutar de la edad que tengo”.

Confesión de miedo

“Sí es cierto que me veía siempre con él. Pero, a ver, verte con alguien no es ser novios. Así como me veía con él, me veía con un montón de chicos más. Y no me da vergüenza decirlo porque es la verdad, todo el mundo lo hace. Nunca tuve novio, ni él ni nadie”.

La joven además atacó a la prensa por cómo han manejado el tema.

“Lo que sí me molesta es que se haya fomentado odio hacia mí. Si no me conocían, si yo nunca hablé… Estos meses no he hablado nunca con nadie y todos me describían. Todo el día ‘Nahir es esto, Nahir es lo otro’. Describían mi personalidad, cómo era, ¿y qué saben, si yo nunca hablé? Eso me molesta, el fomento del odio hacia mí. Igualmente, no es que yo esté enojada con los medios, porque no sabían. Sí me molestó que no se hayan tomado el tiempo de venir a ver si era cierto todo lo que se decía”.

Finalmente, Galarza niega que haya intentado suicidarse. “Eso es mentira. Soy la última persona en el mundo que se querría suicidar, realmente. Nunca me quise suicidar. Nunca dudé sobre eso, nada que ver”.