No te pierdas la excusa de Amaia por su show borracha (Video)

La exvocalista de La Oreja de Van Gogh se montó en escena en lo que parecía ser un estado alcohólico, pero ante las críticas, sale al paso con una explicación.

Amaia Montero se encuentra en plena promoción de su cuarto disco en solitario, Nacidos para creer. La cantante está en boca de todos, pero no precisamente por su último trabajo, sino por su desafortunado comienzo de gira. La artista donostiarra ha recibido duras críticas por la actuación que dio el pasado sábado en las fiestas de San Antonio de Renedo, en Cantabria, donde muchos de los asistentes aseguraron que la cantante había bebido.

Montero, por su parte, ha achacado la poca sincronización con sus compañeros de banda a problemas técnicos. “En un primer concierto hay muchas cosas que hay que ajustar. Yo tenía problemas de sonido. No me escuchaba. Esto me hizo, evidentemente, desafinar. Pero de ahí a escuchar las cosas que he escuchado, tanto de mí como de mi persona estos días, duele mucho”, reconoce a La Vanguardia.

“En un primer concierto hay muchas cosas que hay que ajustar. Yo tenía problemas de sonido. No me escuchaba. Esto me hizo, evidentemente, desafinar”

La de Irún asegura estar en “shock” por todo lo que ha sucedido en estos últimos días. De hecho, sus redes sociales no han tardado en inundarse de comentarios de lo más ofensivos. Algunos eran una retahíla de insultos. Otros, sugerían a la artista y a su equipo que devolvieran el dinero de la entrada al concierto. A lo que Amaia ha explicado al diario que “el show era totalmente gratuito”.

Lo que sí ha querido la exvocalista de La Oreja de Van Gogh ha sido disculparse con aquellos que se puedan haber decepcionado. “Lo siento de verdad. Lo de que haya problemas técnicos en un concierto es lo más habitual del mundo, sobretodo en el primero, cuando no estamos rodados. Pero en estos momentos no sé bien que decir porque tengo más ganas de llorar que otra cosa. Desde luego, el que me ha querido hacer daño, lo ha conseguido. Simplemente, darles la enhorabuena”.

La cantante se ha disculpado a sus fans, reconociendo que el show no estuvo a la altura, y asegurando de que todo se trató de “un problema de sonido”

No es el primer golpe que recibe Amaia. Hace unos días, los titulares se centraban en su rostro, asegurando que estaba mucho más hinchado que en anteriores ocasiones y que sus ojos estaban rasgados en exceso. La donostiarra insiste en que no ha pasado por quirófano y que sus cambios se deben “al paso del tiempo”. “Salieron hasta médicos diciendo lo que me había hecho y dejado de hacer. Salió gente dando por supuestos. Me pareció increíble, no me sentí nada bien. Por ser mujer se ha de demostrar más, es una realidad”.

En este sentido, Amaia ha hecho referencia a la gran manifestación feminista que tuvo lugar el pasado ocho de marzo en nuestro país, con motivo del Día de la Mujer Trabajadora: “Ver esas imágenes de unión en la calle me hizo tener esperanzas. Y estaba contenta leyendo la prensa porque decían que a las mujeres debían de valorarnos por nuestras capacidades y nuestras aptitudes y no sólo por nuestro aspecto. Pero se rompieron inmediatamente tras ver que se hablaba más de mi cambio físico que de mi nuevo álbum, en el que llevo nada menos que cuatro años trabajando”.

·Ver las imágenes del 8-M y leer la prensa me puso contenta porque decía que a las mujeres debían de valorarnos por nuestras capacidades y aptitudes y no por nuestro aspecto. En cambio, días después, hablaban más de mi cambio físico que de mi nuevo álbum”

Con el single Nacidos para Creer, la cantante ya pone de manifiesto esta “hipocresía” en algunos aspectos de la sociedad. “Una mujer de cuarenta años que no se ha casado es sospechosa. En cambio, un hombre es un campeón, el soltero de oro. No me parece justo. Pero esto ocurre y quería manifestarlo en mi letra”, cuenta. “Este es probablemente mi álbum más directo. Hay mucha sinceridad y poesía. He hecho todo un strepteaseemocional. He puesto mucha verdad en él, por ello es fácil que muchos se sientan identificados”.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...