Norcorea lanza su condición para reunirse con EEUU

Corea del Norte amenazó este miércoles con cancelar la cumbre prevista entre el líder Kim Jong-un y el presidente estadounidense Donald Trump si Washington sigue adelante con su demanda de que Pyongyang abandone unilateralmente su arsenal nuclear.

Si el gobierno estadounidense “nos arrincona y nos pide unilateralmente abandonar nuestras armas nucleares no vamos a tener ningún interés en las conversaciones y vamos a tener que reconsiderar si aceptamos la futura cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos”, declaró el viceministro de Relaciones Exteriores Kim Kye Gwan en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA.

El funcionario norcoreano criticó los recientes comentarios del principal asesor de seguridad de Trump, John Bolton, y de otros cargos estadounidenses que apuntaron que el Norte debería seguir el “modelo libio” de desarme nuclear y proporcionar un “desmantelamiento completo, verificable e irreversible”. También discrepó con la idea estadounidense de que su país debe entregar sus armas biológicas y químicas.

Tensión

Algunos analistas dijeron que mencionar a Libia, que desmanteló su rudimentario programa nuclear en la década de los 2000 a cambio del levantamiento de las sanciones en su contra, pone en peligro las negociaciones con Pyongyang.

Kim Jong Un heredó el mando del país semanas después de la muerte del exlíder libio Moamar Gadafi a manos de las fuerzas rebeldes durante un levantamiento popular en octubre de 2011. El país apeló en varias ocasiones a la muerte de Gadafi para justificar su programa nuclear frente a lo que percibe como amenazas de Estados Unidos.

En la cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae-in el mes pasado Moon Jae-in reafirmó su compromiso con una desnuclearización de la península de Corea. Pero esta frase está abierta a interpretaciones.

“Nosotros ya expresamos nuestra voluntad de una desnuclarización de la península de Corea y declaramos reiteradamente que Estados Unidos debe terminar con su política hostil hacia DPRK (acrónimo oficial de Corea del Norte, NDLR) y amenazas nucleares como condición previa”, dijo.

En el pasado, Pyongyang ha pedido el retiro de las tropas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur para proteger el país de su vecino, y un final del paraguas nuclear que presta Washington a su aliado.

En 2013, canceló de forma abrupta las reuniones entre familias separadas por la Guerra de Corea días antes de protestar contra lo que calificó de aumento de las hostilidades antes de unas maniobras militares conjuntas entre Seúl y Washington. En 2012, lanzó un cohete de largo alcance semanas después de acceder a suspender sus ensayos armamentísticos a cambio de ayuda alimenticia.

Cualquier cancelación de la cumbre del 12 de junio en Singapur, la primera reunión entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano, sería un golpe para los esfuerzos de Trump por alcanzar el mayor logro diplomático de su mandato.

Fuente EP Mundo El Comercio
Cargando...
Cargando...