Saltar al contenido
5
Ene

Norcorea toma polémica decisión sobre diálogo con Surcorea

Actualizado: 05/01/2018 16:22

El mensaje de Año Nuevo de Kim Jong-un que exponía su disposición a dialogar con Corea del Sur derivó este jueves en la materialización de una inesperada reunión para el próximo 9 de enero que busca tratar la posible participación de atletas de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, según informó Seúl.

“Corea del Norte envió hoy [jueves] una carta por fax a nuestra oficina de enlace en la aldea de Panmunjom explicando que aceptan nuestra oferta de reunirse el 9 de enero”, explicó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano.

“En la agenda del encuentro se va a tratar la potencial participación del Norte en los JJ.OO. de PyeongChang así como la mejora en términos generales de los lazos entre las dos Coreas”, añadió. Los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra desde hace más de 65 años, no celebran un encuentro de alto nivel de este tipo desde finales de 2015.

Controversial medida

El líder norcoreano, Kim Jong-un, expresó en su mensaje de Año Nuevo su deseo de acercamiento con Corea del Sur y de que sus atletas participen en PyeongChang tras un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas de su régimen y los desencuentros dialécticos con Estados Unidos.

Seúl propuso entonces celebrar la reunión del 9 de enero y Pyongyang decidió reabrir el miércoles las líneas de comunicación en Panmunjom tras dos años en desuso para facilitar los contactos.

El anuncio del encuentro bilateral llega además un día después de que Seúl y Washington anunciaran que retrasarán el inicio de sus maniobras militares anuales para que no coincidan con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de PyeongChang, que se celebran del 9 de febrero al 18 de marzo.

Seúl ya pidió a finales de año a Washington que considerase el aplazamiento de los ejercicios para evitar que el régimen norcoreano, que suele considerar estas maniobras como un ensayo para invadir su territorio, responda realizando una nueva prueba armamentística.

El acercamiento Seúl-Pyongyang puede contribuir a aliviar la tensión tras las continuas pruebas armamentísticas de Pyongyang y las beligerantes respuestas de Donald Trump que marcaron 2017.