Saltar al contenido
9
Ago

Orgías, lascivia y abusos en el sauna de un prestigioso gimnasio

Actualizado: 09/08/2018 15:24

Shane Crandall solía ser cliente del gimnasio Equinox. Hoy está demandando al establecimiento alegando que estuvo a punto de ser violado en sus instalaciones, y que sus denuncias no fueron escuchadas por la gerencia.

Según él, el gimnasio de lujo se negó a informar el incidente a la policía. Agrega que el establecimiento es en parte culpable de incitar el ataque, pues por años en sus instalaciones se han practicado “orgías, exposición indecente, masturbación, agresión sexual, acoso sexual y comportamiento lascivo en las salas de vapor para hombres”, según la demanda de la Corte Suprema de Manhattan.

Crandall, de 28 años, dice que el hecho sucedió hace exactamente un año, el 9 de agosto de 2017, en la sala de vapor del gimnasio en Greenwich Avenue. Agrega que estando allí, otro cliente comenzó a masturbarse frente a él y cuando intentó irse, el hombre lo bloqueó, según declaró a New York Post.

“Se cayó mi toalla (…) me agarró del brazo. Estaba tratando de presionar su cuerpo contra el mío. Yo estaba gritando. Tenía que hacer todo lo posible para salir de la situación (…) El depredador sexual me hubiera violado”, dice la demanda.

Inmediatamente le dijo a un empleado y se comunicó con un gerente regional, pero el club supuestamente no hizo nada, alegando que era una situación de su palabra contra la del otro cliente. Cuando pidió el nombre de su supuesto agresor, los empleados se lo negaron, diciendo que necesitaban un permiso del departamento legal.

Crandall no fue a la policía porque supuestamente no sabía que podía denunciarlo sin tener el nombre del cliente. Pero decidió demandar después de escuchar que incidentes similares habían sucedido con otros miembros de Equinox.

Una portavoz del gimnasio dijo en un comunicado:

“Equinox toma muy en serio los reclamos de esta naturaleza y mantiene una política de tolerancia cero para cualquier comportamiento inapropiado en nuestros clubes. En el caso de que la actividad indecente nos llame la atención, actuamos inmediatamente para identificar a las personas involucradas y revocar sus membresías”.