Saltar al contenido
13
Jul

Paro contra Ortega aumenta la cifra de muertos en Nicaragua

Actualizado: 13/07/2018 10:13

El primer paro contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega dejó cinco víctimas fatales, entre ellos cuatro policías y un manifestante. El suceso ocurrió en una localidad al sureste del país centroamericano, en donde el número de muertos ya llegó a los 350 en tan solo tres meses de protestas.

“Cinco personas murieron en una confrontación en el Morrito, de los cuales cuatro son policías y un manifestante”, afirmó a la AFP la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez.

Según informaciones preliminares, el enfrentamiento ocurrió cuando pasaba cerca del comando policial la marcha en el Morrito, municipio del departamento Río San Juan, en una jornada de manifestaciones en el país convocada por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Esa marcha es la primera de tres días de protestas convocadas por la oposición que continuarán mañana con un paro nacional de 24 horas y concluirán el sábado con una gran caravana.

La líder del movimiento campesino, Francisca Ramírez, de la Alianza Cívica -grupos de la sociedad civil-, dijo que los manifestantes fueron “atacados por agentes y paramilitares” que estaban en el comando, y varios que estaban armados respondieron con disparos.

La Policía aún no emite su versión pero en reiteradas ocasiones ha acusado a los manifestantes de pertenecer a “bandas de delincuentes” que cometen asesinatos, robos y secuestros.

Morrito, de unos 6.000 habitantes, es una zona donde varios campesinos están armados para la protección de sus terrenos. Está localizado a 230 km al sureste de Managua, en una ruta donde el gobierno proyecta construir un canal interoceánico al que se oponen sus pobladores.

Las protestas en el país estallaron el 18 de abril contra una reforma al sistema de pensiones, pero tras la represión se extendieron a la exigencia de salida del poder de Ortega, que gobierna desde el 2007 por tercer periodo consecutivo y a quien acusan de crear una dictadura junto con su esposa Rosario Murillo.

Ortega, que goberno desde hace once años por tercer periodo consecutivo, acusa a los manifestantes de “golpistas”.