Pasa dos semanas con su bebé muerta y luego hace algo todavía más insólito

Una madre pasó dos semanas viviendo con su hija muerta, incluso la llevó a pasear en un coche y se la presentó a sus hermanos. Emma Woodhouse, de 27 años y oriunda de Lancaster, Inglaterra, dio a luz por una cesárea de emergencia a unas gemelas con solo 29 semanas de gestación, después de que el cordón umbilical de una de las pequeñas se rompiera en el útero.

Mientras Bella sobrevivió milagrosamente al traumático nacimiento, Jessica nació muerta, a pesar de que los médicos lucharon por 22 minutos para resucitarla, reseñó Clarín. Pero gracias a una cuna de enfriamiento, Emma, que también es madre de tres hijos mayores, pudo llevar a Jessica a su casa y pasar quince días cuidando a su hija.

Emma, que cree que Jessica murió para salvar a su gemela, incluso planea comprar regalos de Navidad y una media para el bebé este año, para seguir la tradición familiar. “Desde el momento en que nació Jessica, me enamoré de ella, se veía tan perfecta”, dijo la madre al diario Daily Mail.

“Queremos mostrar a las personas que es posible pasar tiempo con su bebé después de que hayan muerto y crear recuerdos con ellos. Este no debería ser un tema tan tabú. Su rostro era tan perfecto que no quería dejarla sola”, dijo.

Fuente EP Mundo El Cooperante
Cargando...
Cargando...