Perverso video de una cuidadora morbosita por la herencia de un viejo

A Shelly Streck le pagaban en efectivo por cuidar a la esposa de un hombre de 85 años postrada en una cama en Enid, Oklahoma.

Pero, dijeron las autoridades, la mujer llevó las cosas un poco más lejos y comenzó a tratar de estafar a la pareja casi todo lo que tenía.

La mujer de 36 años fue acusada el viernes de dos cargos de abuso, según documentos judiciales.

El canal de televisión KOCO informó que Streck le mostró al anciano un video suyo haciendo un striptease y vestida provocadoramente, supuestamente para que el hombre le diera algo más que el efectivo que le pagaba por cuidar a su esposa las 24 horas del día.

Mientras la esposa del hombre, de 82 años, permanece acostada y sin poder comunicarse después de sufrir una apoplejía en el 2012, el anciano compró un automóvil y en el título aparece Streck como copropietaria.

Además, firmó reliquias familiares a su nombre, reportó la estación. El hombre, cuya identidad no se reveló, ya que es potencialmente la víctima de un delito, dijo a funcionarios de la agencia de protección de ancianos de Oklahoma que estaba “cambiando cosas para dejarle todo a Shelley” y, si moría, quería que Streck y sus hijos se mudaran a su casa y ella siguiera cuidando a su esposa, segúj una declaración jurada obtenida por Enid News.

El anciano le daba dinero adicional cada vez que ella se lo pedía, agregó su nombre a la cuenta bancaria que compartía con su esposa y trató de darle a Streck un poder notarial, pero su abogado se negó a hacer ese cambio, según la declaración jurada.

Streck dijo a los investigadores que nunca tuvo la idea de agregar su nombre a la lista de clientes. Sin embargo, un empleado de la agencia dijo que “todo indica que Streck había estado seduciendo al anciano para apoderarse de sus propiedades y finanzas para su propio beneficio”, según KGWA.

Cada cargo de abuso por parte de un cuidador de ancianos es un delito grave que se castiga en Oklahoma con 10 años de cárcel y una multa de hasta $10,000.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...