Saltar al contenido
18
Ene

Pidió rescate por un carro que robó y apareció descuartizado

Actualizado: 18/01/2018 14:55

Una aparente venganza ejecutada por una de peligrosa banda delictiva habría motivado la muerte del joven y la desaparición de otros dos que participaron en el robo. Autoridades aín investigan para dar con otras partes del cadáver.

Terrorífica resulta la historia que involucra a un adolescente quien al parecer, junto a otros jóvenes, habría participado en el robo de un vehículo marca Chevrolet, modelo Malibú, en Santa Teresa del Tuy, en el estado Miranda.

Cometida la fechoría, habría contactado a la dueña del carro para solicitarle dinero a cambio de devolverlo, y que en realidad mantiene contactos con un antisocial apodado “El Manco Douglas”, quien dirige una peligrosa banda delictiva que opera esa entidad.

Este se habría comunicado con el líder de la banda “Los Tubos”, llamado “Janse”, para que asistiera a la cita de la extorsión pero en realidad la orden era secuestrar y asesinar a los adolescentes.

Los jóvenes hampones fueron interceptados y sometidos por armados quienes se los llevaron en un carro marca Ford, modelo Fiesta Power, color verde.

Dos de ellos continúan desaparecidos, mientras restos del otro fueron encontrados por funcionarios del Cicpc, en dos sacos enterrados en el sector Las Monjas en El Alto de Soapire de Santa Lucía del Tuy.

Fue su madre, identificada como Amarbelis López, quien entre rumores de vecinos indagó la ubicación de los restos en el sitio que emanaba fuertes olores fétidos debido a la descomposición del cadáver del joven.

Con la ayuda de la policía, encontraron las bolsas: en una de ellas estaba el tronco, una pierna y un brazo; en el otro, el resto del cuerpo, aunque aún se busca la cabeza.