Saltar al contenido
11
Oct

¡Pila! La idolatría de los muertos se desata en Venezuela

Actualizado: 11/10/2018 15:33

Al referirse a las leyendas e historias conspirativas de Venezuela, el culto hacia las muertos es uno de los temas que más causa misterio y temor al mismo tiempo. La manifestación esotérica sufrió un considerable auge tras la llegada del chavismo.

Ya sea con religiones originarias de África, magia negra o cultos extraños a personalidades como el mismo Hugo Chávez.

El culto a los muertos en Venezuela data desde años ancestrales, pero es innegable que con la llegada de Hugo Chávez al poder este tipo de cultos aumentaron.

Sobre el enigmático Presidente se hicieron investigaciones, reportajes y hasta libros como “Los brujos de Chávez”, del periodista David Placer. El comunicador también realizó una investigación periodística sobre la relación del fallecido presidente y de todo su gobierno con la santería, los cultos esotéricos y la brujería, entre otros.

Pero, el “Comandante Supremo” no fue el único que rindió culto u homenaje a los muertos. A continuación una lista de personalidades y ciertos misterios de los que se hablan dentro del coloquio nacional.

Las momias del Dr. Knoche

Una de las obras más conocidas en este tema fueron las momias del doctor Gottfried Knoche (1813-1901), y aunque no rendía culto a los muertos, si trabajaba con sus cuerpos; Este médico cirujano alemán se hizo famoso por inventar un líquido embalsamador con el que momificó a docenas de cuerpos, incluyendo su propio cadáver.

Todas estas momificaciones fueron realizadas en su laboratorio, ubicado en la Hacienda Buena Vista, que fue años después fue convertido en el Mausoleo del Dr. Knoche, situado en Galipan, estado Vargas.

La Corte Malandra

La Corte Calé, mejor conocida como la Corte Malandra, supuestamente se inició en Caracas con el culto al “Malandro Ismael” o el “Chamo Ismael”, que los capitalinos aseguran vivió en los años 60. Según la cultura popular, Ismael fue un delincuente que robaba a los ricos para darles de comer a los pobres, a lo Robin Hood.

Este tipo de culto ha tomado auge a medida que la delincuencia en la ciudad sigue desbordándose. Es así como supuestamente los espíritus de los delincuentes que murieron buscan reivindicarse haciendo “milagros” a las personas, ya sea protegiéndolos de la inseguridad, que familiares salgan de la cárcel, conseguir un buen empleo, entre otras cosas.

Chávez

A raíz de la llegada de Hugo Rafael Chávez Frías a la presidencia en 1998, y como consecuencia a la llegada de cubanos al país, la religión/culto de santería no deja de crecer en Venezuela.

Según investigaciones de distintos medios nacionales e internacionales, Hugo Chávez mantenía una estrecha relación con la santería y la palería. Se dice que el Supremo hacia sus rituales en el Palacio de Miraflores, para mantenerse en el Poder.

Luego de su muerte en 2013 surgió el culto hacia él, tanto que hasta un santuario para Chávez fue hecho al frente del museo militar el “Cuartel de la Montaña, conocido como “4F”, ubicado en el sector Monte Piedad de la parroquia 23 de Enero, en Caracas. Sin embargo, supuestamente en la santería se habla de Chávez como un demonio y no como un santo.

Con Chávez además, surgen otras teorías conspirativas sobre el nivel al que llegó el deseo de permanencia en el poder a través del culto a los muertos. En este sentido, se habla de que la mayoría de los cambios que empleó en el país fueron ofrendas a estos muertos, pero que hizo ver a la población como un “homenaje” a los héroes sociales o mártires de la Independencia que poco fueron tomados en cuenta en otros mandatos. A continuación algunas ofrendas:

Billetes satánicos

En 2008 entró en vigencia la reconversión monetaria de Hugo Chávez, con un nuevo diseño en los billetes del cono monetario que hasta la actualidad (aumentado con la reconversión 10 años después del sucesor presidencial de Chávez, Nicolás Maduro) no dejan de ser un misterio entre los ciudadanos.

En redes sociales se encuentran distintas teorías sobre los distintos símbolos extraños que posee el viejo y nuevo cono monetario, que para muchos son símbolos de brujería, satánicos, paleros, masónicos, santería, chamánicos u ofrendas a los espíritus de los mártires de la Independencia, entre otras conjeturas. De hecho al escribir “billetes de Venezuela símbolos satánicos” aparecen decenas de sitios web que explican a detalle estos símbolos.

Lo cierto es que al unir ciertas partes de los distintos billetes aparecen ciertas figuras extrañas que aún continúan sin aclaración. La explicación poco convincente del Banco Central de Venezuela (BCV) indica que son solo elementos decorativos o de seguridad para impedir la falsificación.

Pirámide Rosada

El Museo Vial de La Pira, popularmente Pirámide Rosada, se inauguró el 14 de noviembre de 2008 en el Km 0 en la autopista Valle-Coche (Caracas). Construida con la supervisión del exalcalde Juan Barreto, por órdenes del presidente Chávez, y contó con un presupuestos de Bs. 22 millones.

Se cree que el sitio es un santuario para la santería, ya que supuestamente fue construido para que Chávez consolidara su mandato y para pagar una promesa al espíritu del cacique Guaicaipuro que le hizo Ana Barreto, hermana del exalcalde Barreto y expresidenta de la Fundación de Desarrollo Endógeno de Cooperativas Alimentarias (Fundeca).

Sin dejar de volver a mencionar la supuesta “maldición” de Bolívar que cayó sobre quienes participaron en la exhumación o profanación de sus restos, practicada en el año 2010. Mito que tras la muerte en 2013 del presidente Hugo Chávez cobró mayor fuerza.