Por estar de gozón lo despiden de una empresa de telecomunicaciones

Este viernes, Intel anunció la renuncia de Brian Krzanich como CEO y miembro de la junta de directores.

La renuncia llega luego de que se supiera que Krzanich tuvo una “relación consensuada” con una empleada de Intel, tal como se expresa en el comunicado.

En su lugar asumió el CFO de la empresa, Robert Swan, quien permanecerá en su cargo de manera temporal y hasta tanto se designe a alguien más.

“Una investigación realizada por consejeros internos y externos confirmó que se incurrió en un violación de la política de política de no fraternización de Intel, que se aplica a todos los gerentes”, se remarca en el texto difundido.

Se aclara que se espera que todos los empleados respeten los valores de Intel y adhieran a su código de conducta, de ahí que se decidió aceptar la renuncia de Krzanich.

En el comunicado también se destaca que el ex directivo “tuvo un rol fundamental en el desarrollo y puesta en práctica de la estrategia de Intel” y que “se aprecian sus contribuciones a la empresa”

No es la primera vez que Krzanich está en el centro de la polémica. En enero de este año, se supo que el ahora ex directivo de la empresa había vendido gran parte de sus acciones, por 24 millones de dólares, meses después de que Intel fuera informada por Google sobre las vulnerabilidades (Meltdown y Spectre) que afectaban a sus procesadores.

De todos modos en ese entonces no se pudo probar por escrito que efectivamente así fuera.

En ese entonces, la empresa salió a respaldar a Krzanich y dijo que en realidad la venta estaba planificada con anterioridad a que se supieran dichas fallas.

Brian Krzanich tiene 58 años y se desempeñaba como CEO en Intel desde 2013. Pasó gran parte de su vida en esa compañía, donde ingresó en 1982 como ingeniero.

En 2012 fue ascendido a director de operaciones, antes de finalmente llegar al puesto que ocupaba hasta hoy.

Fuente EP Mundo Infobae
Cargando...
Cargando...