Por este asqueroso motivo los ojos se ponen rojos en las piscinas

Normalmente cuando buceas con los ojos abiertos en las piscinas los mismos tienden a tornarse rojos, y posiblemente sientas un poco de molestia.

Muchos afirman que la razón de este predicamento es por causa del cloro, sin embargo, el origen de ello no es el cloro, sino la orina de todas las personas que pasan por la piscina.

Orina y otras cosas

El verdadero origen del escozor y el rojo de nuestros ojos, además de la orina, son otras sustancias desagradables, como restos fecales, restos de sudor y suciedad en general del cuerpo de los usuarios de la piscina.

En realidad, el cloro es un responsable indirecto. Cuando la orina y el cloro se mezclan, la combinación convierte el cloro en un derivado del amoníaco llamado cloramina, que tiene un olor distintivo, y reputación de causar problemas respiratorios y un efecto revelador en los ojos.

Con todo, lo peor de todo son los restos fecales. Las personas con diarrea pueden propagar Cryptosporidium, un parásito resistente al cloro que es la principal causa de enfermedades transmitidas por el agua.

Para evitar estos males hay que obligar a los usuarios a pasar por la ducha antes de introducirse en la piscina. Y a no orinar en ella, naturalmente.

Fuente EP Mundo Informe 21
Cargando...
Cargando...