Por la fotografía de una turista atraparon al asesino del pantano

Una imagen de recuerdo, tomada por una persona que paseaba junto a una amiga por el paraje, fue la pieza clave que sirvió para identificar y colocar sobre el escenarios de los hechos al presunto asesino del Pantano de Susqueda (Girona), el hombre acusado de terminar con la vida de los jóvenes Paula Mas y Marc Hernández el 24 de agosto del año pasado cuando pretendían dar un paseo en kayak.

Una fotografía que mostraba el coche del presunto asesino aparcado en los aledaños del paraje de La Rierica, donde los investigadores centran los hechos, y que fue tomada minutos antes de que, según los forenses, se produjeran los asesinato.

Al fondo de la foto, tomada 40 minutos antes de las 11.20 de la mañana, los agentes de los Mossos d’Esquadra identificaron la furgoneta blanca Jordi Magenti. El Land Rober blanco que sirvió para trasladar al acusado a la zona. Y que fue la clave para identificarle tras semanas con el caso sin resolver.

Desde el primer momento, el esfuerzo de los investigadores se centró en identificar a las personas que pudieron estar en el pantano en el momento de los hechos. Los informes de la policía autonómica definen la zona como un paraje sin apenas población, por lo que la estadística jugaba a su favor.

Fuente EP Mundo El Español
Cargando...
Cargando...