¿Por miedo? Mira la petición de unos maestros xenófobos

Uno de los nueve profesores que fueron denunciados por el trato que dieron en las aulas a alumnos hijos de guardias civiles después del 1 de octubre, en el Instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona)   quiere continuar el curso que viene en el centro.

Hasta 30 de los docentes, solicitaron a la Generalitat el traslado a otro instituto.

Con la finalidad de continuar con su carrera profesional en una alud de peticiones sin precedentes en el sistema educativo en Cataluña.

La Fiscalía, tras la denuncia de varios padres pertenecientes al instituto armado -cuyo cuartel se encuentra al lado del instituto- acusó a los profesores de “vejar y humillar” por pedir en voz alta que los hijos de los agentes de la Guardia Civil levantaran públicamente las manos para que el resto de alumnos los identificaran, tras criticar la acción de estos cuerpos de seguridad en Cataluña y vender las tesis independentistas en clase.

Las palabras de los educadores, según algunos padres denunciantes, provocó que menores llegaran llorando a sus domicilios y sin ganas de volver al centro educativo.

Cuándo ocurrió todo, muchos de los profesores investigados y sus familiares denunciaron “un linchamiento y acoso” a ellos y sus familias, una de las decisiones que, según uno de los profesores que ha pedido el traslado, ha motivado la solicitud.

Según este profesor, que prefiere mantener su anonimato para evitar precisamente ese “acoso”, “es imposible trabajar bajo esta presión, nosotros somos profesores y actuamos como tal, hablando en clase de lo que consideramos que los niños deben saber”.

Fuente EP Mundo La Nueva España
Cargando...
Cargando...