Por qué el juez deja en libertad al habilidoso gigoló estafador

El titular del juzgado número 13 de Barcelona, Pablo Jesús Alonso García, ha vuelto a dejar en libertad a Albert Cavallé, el hombre de 36 años acusado de haber estafado a al menos 17 mujeres tras seducirlas. El ya conocido como “gigoló” fue reconocido por una persona por la calle y dio la voz de alarma al 112 consciente de que tenía un requerimiento de detención por no haberse presentado recientemente a un juicio. El domingo fue detenido y hoy ha vuelto a la libertad.

Tras la llamada, una patrulla de la Guardia Urbana se acercó al individuo, le identificó y le detuvo. El hombre pasó la noche en los calabozos de los Mossos d’Esquadra de Les Corts y este lunes ha pasado a disposición del juzgado número 13 de Barcelona, el que había firmado el requerimiento por no presentarse hace unas semanas a uno de los juicios que tiene pendiente. Ante el juez, se ha acogido a su derecho a no declarar y quedado en libertad provisional con obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

Embaucaba a sus víctimas para robarles

La Guardia Urbana detuvo a Cavallé en la calle Rosselló con Rocafort, en las proximidades de la vivienda de sus padres, donde reside desde su última detención, el pasado marzo por parte de los Mossos d’Esquadra. Desde que se hizo pública su historia, al menos 17 mujeres han denunciado al hombre, al que responsabilizan de haberles embaucado y enamorado con el único fin de robarles dinero. Cavallé siempre se ha defendido de las acusaciones asegurando que nunca obligó a ninguna mujer a prestarle dinero y que él, a cambio, les regaló “compañía, cariño, sexo y amor”.

El titular del juzgado número 13 de Barcelona vuelve dejarlo en la calle tras la detención del domingo

Cavallé ya fue detenido el pasado 26 de marzo por los Mossos d’Esquadra, también a partir de la llamada de un anónimo. Algunas mujeres le acusan también de haber suplantado su identidad para pedir créditos bancarios, a los que nunca ha hecho frente, dejándoles la deuda. El montante de todas las estafas alcanza los 60.000 euros según la responsable de la agencia Onbranding, Selva Orejón, que ha logrado coordinar la acción de algunas de las víctimas de Cavallé.

Las causas se están analizando de forma individual

Hasta ahora, sus distintas causas se están viendo de manera individual en los distintos juzgados en los que van cayendo las denuncias de las víctimas. Eso está provocando que tras cada detención o las pocas veces que ha comparecido, queda en libertad. Aunque tiene antecedentes, dos condenas firmes por estafa y una de robo.

Sus tropelías arrancaron en el 2013, cuando fue denunciado por su primera víctima. Con el tiempo, Cavallé ha ido perfeccionando sus sistemas de seducción, pero también se ha vuelto más imprudente e impaciente. Sus nuevas víctimas ya no le acusan solo de haberle pedido dinero que no devuelven, otras aseguran que les robó la tarjeta de crédito y que hizo un uso indebido de ella, e incluso alguna ya le ha denunciado por el robo de joyas.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...