Por ser de un color diferente le pasó algo terrible

Una joven de origen colombiano fue agredida brutalmente por un vigilante de transporte en la ciudad de Oporto, Portugal, por el hecho de tener un color de piel “diferente” al nativo.

Nicol Valentina Jiménez, de 21 años, y con casi 18 años viviendo en el país europeo, estaba en compañía de un par de amigas en la parada de autobuses después de celebrar las tradicionales fiestas de San Juan, cuando comenzó el incidente.

Según relata Ángela Patricia Quinayas, madre de Nicol, durante la celebración la chica había acordado encontrarse con sus amigas en la parada para ir posteriormente a su casa.

Cuando ella llegó, sus amigas estaban en la parte delantera de la fila y ella las acompañó. Sin embargo, muchas personas se disgustaron y le dijeron que se saliera. Ella pidió perdón y se iba a pasar a la parte trasera de la fila, pero la señora que estaba detrás la dejó quedarse en su lugar por ser el día de San Juan”, contó Ángela.

Instantes después, llegó el autobús, en donde pensaban montarse, pero el guardia de seguridad del mismo, la jaló de manera violenta y le dijo: “tú en este bus no te vas, negra de mierda. Tú te vas en un bus de tu tierra”.

En este punto iniciaron diferentes insultos verbales por parte del hombre, quien empujó a la joven y empezó a golpearla y patearla en el rostro.

“Fue entonces, mientras mi hija se resistía, que el señor la tiró al suelo y le propinó dos puños y una patada en la cara”, dijo Ángela al afirmar que no es la primera vez que su hija es víctima de discriminación, según lo reseñado por el Diario la Opinión.

Finalmente, la mujer dijo que se dispuso a interponer la demanda contra el agresor de su hija ante las autoridades policiales de Portugal.

“Espero que mi hija pueda superar esta traumática experiencia y que el Gobierno colombiano nos brinde apoyo, protección y asesoría en este caso”, aseguró.

Fuente EP Mundo Sumarium
Cargando...
Cargando...