Por un escandaloso motivo Trump perdió a su médico personal

El contralmirante Ronny Jackson no aguantó la presión. Según los informes, el médico personal del presidente Donald Trump no regresará a ser el galeno de cabecera del primer mandatario después de que retiró su nominación para el cargo de secretario de Asuntos de Veteranos (VA) tras enfrentar duras acusaciones de mala conducta.

Dos altos funcionarios de la Casa Blanca le dijeron a Politico que Jackson no continuará en sus labores como el médico de Trump, y que será sustituido permanentemente por Sean Conley, un oficial de la Marina que reemplazó a Jackson el mes pasado.

Jackson, quien se desempeñó como el doctor personal del presidente fue nominado por Trump para servir como secretario del departamento de Veterano tras el despido del jefe anterior de la agencia, David Shulkin .

Sin embargo la nominación de Jackson se convirtió en su desgracia profesional. Demócratas sacaron a la luz un serie de acusaciones contra el galeno por mala conducta que incluyen desde otorgar recetas en exceso sobre opioides, generar un ambiente de trabajo “tóxico”, así como en una ocasión haber destrozado un vehículo del gobierno después de emborracharse en una fiesta de despedida del Servicio Secreto.

El senador demócrata por el estado de Montana, John Tester publicó un informe la semana pasada que contiene algunas de las acusaciones contra Jackson. El informe se basó en entrevistas con más de 20 colegas actuales y anteriores, dijo Tester.

Jackson ha negado las acusaciones, al igual que la Casa Blanca y el Servicio Secreto.

La Casa Blanca dijo después de su retiro que Jackson continuaría trabajando en la Unidad Médica de la Casa Blanca, sin embargo hoy se conoce que su carrera en la Casa Blanca ha llegado a su fin.

Trump, quien dijo que cuando las acusaciones aparecieron por primera vez que él entendería si Jackson retiró su nominación, desde entonces se ha dedicado a instigar y arremeter contra Tester.

El presidente ha dicho que Tester merece perder su intento de reelección en noviembre por compartir las acusaciones sobre Jackson.

Tester defendió la publicación de la lista de acusaciones, diciendo que quiere asegurarse de que se designe a un individuo calificado para administrar el VA.

“No es político”, dijo Tester a periodistas la semana pasada. “Estoy concentrado en asegurarme de tener la mejor persona posible para administrar el VA”. Es una agencia muy, muy importante. Hemos estado en guerra durante 17 años. Nuestros veteranos merecen tener lo que se les prometió “.

Fuente EP Mundo El Diario de New York
Cargando...
Cargando...