Saltar al contenido
Horóscopo Chino 2019 Búfalo
13
Dic

Predicciones del horóscopo Chino 2019 para el Búfalo

Hoy conocerás las predicciones del Horóscopo Chino 2019 para el Búfalo. El 2019 será el año del cerdo un animal cuya energía fija es la del agua. Su energía opuesta es la tierra, pero aquí no hay conflicto sino cooperación, por lo que será un año fértil.

Hay que tener especial cuidado con la salud. Las enfermedades de carácter crónico serán el gran tema, particularmente las que refieren al sistema digestivo.

Veremos repuntes de enfermedades como la diabetes, el cáncer de estómago, las infecciones estomacales agudas, la gastritis y la salud mental, que está ligada a los trastornos obsesivo-compulsivos.

El secreto este año será no exagerar con el azúcar, el jarabe de alta fructosa y las obsesiones. No hay que rebasar la escala: mesura ante todo.

Por otro lado, los años del cerdo son para bailar, para comunicar con todo el cuerpo. El cerdo no se mide, desea arte y detalles, pero también desea sentirse útil, que su punto de vista y conocimientos importen en su familia y comunidad.

Este año lo pondrá a prueba, ya que la energía tierra es más reflexiva, no expresa directamente, se guarda todo para después abrirse poco a poco.

Horóscopo Chino 2019: BÚFALO

Horóscopo Chino 2019 para el Búfalo.
  • Nacidos en los años 1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997 y 2009

Para el búfalo, el año entero 2019 será frenético, sin descanso alguno. Mientras no intente competir de más y trabajar hasta romperse, no habrá problemas.

Tendrá golpes de inspiración que llenarán su agenda. El secreto para llevarla tranquila será limitarse a hacer una o dos cosas al día, si no, puede perder su centro y no concretar bien lo que es más importante en su vida.

Necesitará practicar el wu wei para no dejarse manipular por los que no pasarán por un buen año. Tendrá tantos viajes y cambios que le costará trabajo intimar y mantener contacto con su gente querida. Hay posibilidades de realizar un cambio permanente, por lo tanto esa sensación de permanencia deberá ser lo más cómoda posible.

Su imaginación lo transportará telepáticamente a reencuentros con gente de diversas culturas y generaciones.

Tendrá estímulos nuevos debido a su apertura y podrá analizar cada día con paciencia china, disecando sus movimientos con precisión de reloj suizo.

El Búfalo intuye que es tiempo de reserva, de poner en orden papeles, testamento, o su trabajo de toda la vida.

Aumentará su visión interna, aceptará sus zonas erróneas y pedirá disculpas con retraso a quienes ofendió o hirió en sus sentimientos.

El tiempo de estar expuesto será reemplazado por una temporada en la sabana, en los arrozales, en ríos y campos, donde recordará sus acciones con el prójimo.

El cerdo lo aprecia y valora. Sabe que su motor y su energía son fundamentales para entusiasmar a los que están deprimidos u oprimidos. Conoce su silencio y lo respeta.

Aprecia su capacidad laboral y algunas veces se aprovecha de ello. El amparo que le dará al buey será negociable; dependerá de sus excesos, vicios o embestidas con el resto del zoo chino.

El búfalo podría pasar de ser un monje trapense a ser un libertino, y sus necesidades oscilarán como un péndulo si no tiene contención afectiva.

Es un año para dedicarse al cultivo de la granja, de las especies aromáticas, las hierbas que curan enfermedades y las flores de estación.

Estará acompañado por alumnos, parientes, y tal vez aparezca un amor de antaño con propuesta de matrimonio y algo más.

El búfalo que no tenga expectativas será recompensado con creces. Administrará su energía con inteligencia emocional y será guía espiritual de quienes se encuentran sin rumbo.

Su salud mejorará notablemente si se muda a la naturaleza. Surgirán ideas revolucionarias. Será una usina de energía eólica, lunar y solar perenne.