Saltar al contenido
Horóscopo Chino 2019 Perro
14
Dic

Predicciones del Horóscopo Chino 2019 para el Perro

Hoy conocerás las predicciones del Horóscopo Chino 2019 para el Perro. El 2019 será el año del cerdo un animal cuya energía fija es la del agua. Su energía opuesta es la tierra, pero aquí no hay conflicto sino cooperación, por lo que será un año fértil.

Hay que tener especial cuidado con la salud. Las enfermedades de carácter crónico serán el gran tema, particularmente las que refieren al sistema digestivo.

Veremos repuntes de enfermedades como la diabetes, el cáncer de estómago, las infecciones estomacales agudas, la gastritis y la salud mental, que está ligada a los trastornos obsesivo-compulsivos.

El secreto este año será no exagerar con el azúcar, el jarabe de alta fructosa y las obsesiones. No hay que rebasar la escala: mesura ante todo.

Por otro lado, los años del cerdo son para bailar, para comunicar con todo el cuerpo. El cerdo no se mide, desea arte y detalles, pero también desea sentirse útil, que su punto de vista y conocimientos importen en su familia y comunidad.

Este año lo pondrá a prueba, ya que la energía tierra es más reflexiva, no expresa directamente, se guarda todo para después abrirse poco a poco.

Horóscopo Chino 2019: PERRO

Horóscopo Chino 2019: Perro.
  • Nacidos en los años 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006 y 2018

El pobre perro viene de su año propio con la cola entre las patas y sin ganas de salir de su cucha. El 2019 será como un regalo, pero el perro ha dejado tantos cabos sueltos que este año será para amarrar lo que ha dejado al garete.

Vivirá una montaña rusa compleja que dependerá de su estado de ánimo y el cuidado que ponga a cada paso que dé, porque estará propenso a perder el equilibrio.

También necesita poner atención si se enamora, ya que podría ser muy frustrante, y los amoríos que tenga −por más que le invadan cada poro− no serán bien correspondidos; este año no es para bajar la guardia con amores superficiales sino para trabajar en sí mismo, crecer y ser libre.

Queridos perros: hay que practicar la humildad y la modestia.

Como existen diferentes pedigrís de perros, cada uno sabrá cuál es su lugar en el casillero de ajedrez para transitar el año del cerdo.

El espíritu canino es solidario: tendrá que ayudar espiritual y materialmente a su familia, amigos, socios, alumnos para que reformulen su vida en un tiempo de ídolos de barro y lodo.

El perfil bajo, la restricción en gastos, la conciencia en el dar y recibir, desde lo afectivo hasta lo material, algún tipo de trueque conformarán el arte del perro durante este año.

Tendrá que abarcar un abanico de responsabilidades familiares inéditas: partidas, nacimientos, adopción, integración de nuevas formas de sustentabilidad, consejos, reciclado de ropa, objetos viejos, y hasta de sus mordiscos y ladridos inoportunos para ser aceptado en ámbitos culturales, artísticos y en la propia cucha.

Respirará hondo cada día, intercambiará ideas para mejorar su feng shui, su forma de vestir, sus modales y especialmente sus conceptos ideológicos, que se desvanecerán como pompas de jabón.

Se convertirá en monje zen, sannyasin, recorriendo el sinuoso año del cerdo.