Saltar al contenido
Horóscopo Chino 2019 Rata
13
Dic

Predicciones del horóscopo Chino 2019 para la Rata

Hoy conocerás las predicciones del horóscopo Chino 2019 para la Rata. El 2019 será el año del cerdo un animal cuya energía fija es la del agua. Su energía opuesta es la tierra, pero aquí no hay conflicto sino cooperación, por lo que será un año fértil.

Hay que tener especial cuidado con la salud. Las enfermedades de carácter crónico serán el gran tema, particularmente las que refieren al sistema digestivo.

Veremos repuntes de enfermedades como la diabetes, el cáncer de estómago, las infecciones estomacales agudas, la gastritis y la salud mental, que está ligada a los trastornos obsesivo-compulsivos.

El secreto este año será no exagerar con el azúcar, el jarabe de alta fructosa y las obsesiones. No hay que rebasar la escala: mesura ante todo.

Por otro lado, los años del cerdo son para bailar, para comunicar con todo el cuerpo. El cerdo no se mide, desea arte y detalles, pero también desea sentirse útil, que su punto de vista y conocimientos importen en su familia y comunidad.

Este año lo pondrá a prueba, ya que la energía tierra es más reflexiva, no expresa directamente, se guarda todo para después abrirse poco a poco.

Horóscopo Chino 2019: RATA

Horóscopo Chino 2019 para la Rata.
  • Nacidos en los años 1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996 y 2008

En el 2018 (año del perro), muchas ratas volvieron a su centro, origen, vocación, y dejaron atrás el pasado. Por eso, su cómplice, socio y gran amigo el cerdo las acercará a nuevas formas de vivir con talento e imaginación.

La rata sabe lo que es esconderse en la madriguera, en alacenas, en los oscuros y húmedos recovecos del alma ajena hasta socavar las membranas y perforarlas. Las oportunidades −a través de nuevos contactos regionales, nacionales e internacionales− se abrirán como la flor de loto.

Milagros en pequeña y gran escala acompañarán a la rata con viento a favor.

Su espíritu estará liviano, comprensivo, atento para acompañar a los más humildes, frágiles, necesitados. La roedora que haya pagado sus deudas interiores estará lista para dar un salto cuántico.

Será muy cotizada, valorada y respetada en el campo profesional. Pondrá su empresa o su pyme con socios. Podrá reconciliarse con sus íntimos enemigos, saldar deudas y festejar con alegría el nuevo tiempo.

Retornará a la naturaleza: su lugar en el mundo, armará su madriguera con energía renovable: eólica, solar, y será pionera en el arte de insertarse en un mundo en crisis.

La expansión será calma, serena y solidaria. Sentirá deseos de reunir a la constelación familiar y dar a cada uno parte de su patrimonio económico, cultural, de recetas ricas y buenos consejos para la lucha en el día a día y la sobrevivencia, algo que conoce a la perfección.

El acercamiento abarca desde lo humano hasta lo cósmico. Es un abanico de posibilidades internas que se desarrollarán con armonía, sentido común y visión.

La rata estará más demandada y sociable que de costumbre.

Podrá elegir qué hacer y se adaptará a nuevos horarios que le dejen más tiempo para el ocio creativo y el cultivo de una huerta aromática, para realizar artesanías, trabajos grupales como comedores escolares, y se le ocurrirán muchas ideas que la renovarán por dentro y por fuera.

La prevención, precaución y los cambios bruscos de timón serán guiados por su intuición.

Estará dispuesta a convocar a viejos amigos, maestros, celebridades que le aporten un nuevo GPS para salir de la crisis que la visitará en el octavo mes.

Tiempo de concienciar un nuevo mapa del alma, de sus espejismos y miedos, y transmutarlos en acciones pacíficas y solidarias.

Año de cosechar lo que sembró en el pasado, de repunte anímico y emocional, y consolidación de una relación.

La rata −que por su astucia y ventajismo fue el primer animal que llegó a Buda cuando él los convocó− recuperará su exquisito sentido del humor, percepción, clarividencia, y nos dará esperanza al resto de los mortales.