Preso de la cárcel de Texeiro aprovechó un permiso para hacer lo impensable

Un hombre que cumplía condena en la cárcel coruñesa de Teixeiro por homicidio aprovechó un permiso para huir.

El sujeto, de 30 años y condenado por matar a tiros a un joven al que asaltó en una carretera, lleva huido desde el 10 de octubre.

La Guardia Civil busca desde hace 24 días a un asesino fugado de la prisión. Se trata de Iván Añón Botana, que protagonizó en 2006 junto a dos compinches un violento crimen en la comarca gallega de Costa da Morte.

Condenado a 27 años por asesinato, disfrutó de un permiso penitenciario a principios de este mes de octubre del que tenía que haber regresado a su celda el pasado día 10. No lo hizo y al día siguiente las fuerzas de seguridad comenzaron un intenso rastreo para dar con su paradero que aún no ha dado frutos, según informan fuentes del instituto armado y de la Delegación del Gobierno en Galicia.

Añón Botana lleva 12 de sus 30 años de vida entre rejas, desde que en junio de 2006 fue detenido por matar a tiros a Gerardo Martín Rey, un joven de 24 años originario de Malpica (A Coruña) que circulaba en coche a las tres y media de la madrugada por el puente de A Pontedona, en el vecino municipio de Ponteceso.

Según contó la prensa local en su día, la víctima trasladaba a una amiga a su casa después de una noche de fiesta cuando de repente un vehículo se les cruzó en el viaducto que atraviesa el río Anllón impidiéndoles el paso.

Del coche se bajaron dos encapuchados armados con un cuchillo y una pistola que les pidieron todo su dinero.

El asalto terminó con Gerardo Martín muerto por un tiro en la cabeza y su acompañante de 19 años ilesa. La justicia determinó que Añón Botana fue el autor del disparo mortal. En su mano fueron hallados restos de pólvora y en su casa, documentos y prendas con restos de sangre de la víctima.

Aquel crimen inusualmente violento conmocionó a la comarca de Costa da Morte.

El turismo en el que viajaban los atracadores fue hallado calcinado al día siguiente junto a un polideportivo situado a pocos kilómetros del puente donde se produjo el asesinato. Solo unos días después, Iván Añón fue detenido en una zona marginal del municipio coruñés de Carballo en una convulsa operación policial junto a los dos hermanos que le acompañaban aquella noche.

En 2008 la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a los tres a 27 años de cárcel. Hoy el autor del crimen está en busca y captura.

Fuente EP Mundo El Pias
Cargando...
Cargando...