Prostituta cobró $900 a un cliente y eso no fue lo peor que le quitó

Una noche de placer le resultó muy cara a un hombre de Key West. No solo le pagó a una prostituta $900 por tres horas de sexo, sino que además terminó siendo atacado y robado en su casa por la mujer y su proxeneta, de acuerdo con la policía.

Whitney Nicole Mullins, de 24 años, y Jason Robinson, de 35 años, los dos residentes de Deltona, fueron arrestados y acusados de invasión doméstica con un arma y de secuestrar a una persona en contra de su voluntad.

El incidente ocurrió el 7 de octubre en la cuadra 800 de White Street, en Key West. La víctima le dijo a la policía que buscó en internet un servicio de damas de compañía y encontró a una mujer llamada Ginger en un portal cuyo nombre era Secret Benefits.

La víctima pidió los servicios de la dama de compañía quien le dijo le cobraría $300 por hora. La víctima dijo que días más tarde llamó de nuevo a Secret Benefits y pidió que Mullins regresara a su casa. Durante la segunda visita, a alrededor de las 6 p.m., la víctima estaba en la cocina cuando escuchó que tocaban la puerta de la calle.

Cómplice

Mullins la abrió y Robinson entró violentamente y le exigió que le diera dinero. Según la policía, cuando la víctima le dijo que ya había pagado por los servicios de la prostituta, Robinson lo golpeó en la cara y le ordenó a Mullins que registrara el dormitorio en busca de dinero en efectivo, además de exigirle a la víctima que le diera la contraseña de sus tarjetas de crédito.

Después, Robinson le dijo a Mullins que buscara un cuchillo en la cocina, lo que ella hizo. Ambos obligaron a la víctima a entrar en un armario mientras saqueaban la vivienda y se apoderaban de las llaves de la camioneta y de una motocicleta, así como de herramientas, la billetera, el teléfono celular y una botella de vodka llena de monedas. La policía dijo que el total ascendió a $1,445.

La policía llegó a la casa y halló a la víctima con la cara hinchada y la nariz sangrando. Los patrulleros pudieron seguir el rastro de los sospechosos gracias a la información del portal y la descripción de la Lexus. Los pudieron encontrar alojados en el hotel Fairfield Inn and Suites, localizado en el 3852 N. Roosevelt Boulevard.

Tras ser interrogados, Robinson y Mullins le dijeron a los patrulleros que estaban en la casa del hombre y que la víctima estaba bajo la influencia de drogas, dijo la policía. Los agentes encontraron la botella de vodka con las monedas —vacía— escondida en un gabinete de la habitación.

Robinson y Mullins fueron llevados al Centro de Detención de Stock Island donde permanecían el miércoles por la noche. A Robinson se le fijó una fianza de $250,000, en tanto la de Mullins es de $200,000.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...