Saltar al contenido
10
Jul

Quedarás atónito con la decisión en contra de un terrible asesinato

Actualizado: 11/07/2018 8:15

Este martes, la Fiscalía decidió rebajar de 11 a 9 años de internamiento la pena que pide para un hombre acusado de matar a su padre asestándole 117 puñaladas.

Su solicitud ha cambiado después de que en el juicio con jurado el detenido haya reconocido los hechos y el psiquiatra forense haya acreditado que su trastorno mental afecta a su voluntad.

El forense ha acreditado que aunque el acusado era consciente de lo que hacía, su trastorno mental sí le afectaba a su capacidad volitiva.

El hombre está siendo juzgado desde este lunes en la Audiencia de Sevilla en un proceso con jurado popular en el que hoy han declarado los peritos que practicaron la autopsia a la víctima, los que realizaron los análisis de ADN en el arma homicida y de tóxicos a la víctima así como el médico forense que examinó al acusado, diagnosticado de trastorno paranoide de la personalidad.

Según el abogado defensor, Nicomedes Rodríguez, el forense ha acreditado que aunque el acusado era consciente de lo que hacía, su trastorno mental sí le afectaba a su capacidad volitiva.

Además, los peritos de toxicología han acreditado que los análisis de sangre y orina de la víctima mostraron restos de metadona mezclada con cocaína, ya que padre e hijo eran consumidores. .

Los hechos sucedieron la madrugada del 13 de septiembre de 2016 cuando se produjo una discusión entre padre e hijo y el “fue adoptando un comportamiento cada vez más violento y agresivo” hasta que cogió de la cocina un cuchillo y, “aprovechando que su padre estaba sentado en el sofá frente al televisor, se fue para él y, con la clara intención de acabar con su vida, comenzó a asestarle puñaladas” en la cabeza.

El crimen se produjo tras una fuerte pelea porque el acusado creía que su padre le había mezclado la droga que había comprado para consumir con metadona que recibían para tratarse la adicción.

De hecho, el acusado no solo le hizo cortes en la cara y el cuello “sino que continuó asestándole numerosas puñaladas” en hombros, abdomen y pecho “hasta el punto de que llegó a doblar la hoja del cuchillo”. Entonces, este cogió otro y se lo clavó en el cuello, la cadera y el pecho a la víctima, que finalmente cayó al suelo, “donde su hijo le clavó un destornillador en el pecho”, provocándole la muerte por shock hipovolémico por hemorragia aguda.

La Fiscalía ha rebajado la pena que pedía para el acusado al aplicarle la eximente incompleta de trastorno mental

En la sesión de hoy también ha comparecido el hermano del acusado, hijo de la víctima, que se ha acogido a su derecho a no declarar y sólo ha ratificado su renuncia a reclamar indemnización por responsabilidad civil, al igual que la madre.

La defensa también ha modificado sus conclusiones renunciando a solicitar la libre absolución ya que según el abogado “no cabe al haber reconocido los hechos”, por lo que se ha adherido a las del fiscal. La familia no ejerce la acusación particular ya que sólo una hermana se personó al inicio de la instrucción pero la defensa pidió su exclusión al no existir convivencia con la víctima y desistió voluntariamente, según ha relatado el letrado de la defensa.

Mañana las partes expondrán sus informes finales tras lo cual, el juez redactará el objeto de veredicto sobre el que el jurado tendrá que deliberar.

El acusado se encuentra en prisión preventiva desde su arresto la misma noche de los hechos y la Fiscalía solicita que cumpla la pena en un centro psiquiátrico.