Saltar al contenido

¿Quién era el narco que se llevaron veinte embozados del hospital?

Nadie tuvo tiempo de reaccionar cuando en la zona de curas de Urgencias del Hospital de La Línea (Cádiz) entraron en tromba a empujones y gritos una veintena de embozados el martes a media tarde. En cuestión de segundos se llevaron en volandas a Samuel Crespo, un traficante de medio pelo empleado del poderoso clan de Los Castañas, señores del hachís junto con «el Messi» en el Campo de Gibraltar. Uno de los policías logró engrilletar a uno de la turbamulta, primo del liberado; el resto escapó con su narco herido en borombillos, mientras los pacientes y el personal sanitario seguían estupefactos. Ni siquiera habían empezado a curar a Samuel, al que los policías de un coche patrulla acaban de llevar al centro sanitario tras sufrir el individuo un accidente en el conflictivo barrio de El Zabal.

Documentos falsos

Eran las tres de la tarde del martes cuando los agentes de Seguridad Ciudadana de La Línea dieron el alto a una motocicleta en la que circulaban un hombre y una mujer, dado que coincidía con una pareja buscada por dar varios tirones en los últimos días desde una moto.Ella se bajó del vehículo y él continuó la marcha a toda velocidad perseguido por los agentes hasta estrellarse unas calles más adelante en una rotonda.

«Los compañeros no sabían en ese momento quién era el individuo», explican fuentes de la investigación. Los policías lo trasladaron de urgencia al hospital de La Línea y una vez allí comprobaron que portaba documentación falsa y que se trataba de un narco, un alijador con dos órdenes pendientes de ingreso en prisión.

A los pocos minutos sin que llegaran a atenderlo se presentaron varios furgones y todoterrenos y tuvo lugar la escena descrita ante el pasmo general. «Se pusieron muy violentos, pero fue una situación puntual», señalan fuentes policiales conscientes del revuelo suscitado por el asalto de los traficantes.

«Están muy nerviosos porque se les está sacudiendo fuerte y eso les hace perder mucho dinero. Apenas pueden alijar. La operación de los radares les ha creado muchos problemas, de ahí que reaccionen con más violencia de la habitual», insisten. Los agentes sospechan que fue la mujer –aún no está claro si es una novia o una amante del traficante– la que avisó al resto de la organización del accidente y la detención, de ahí que se presentaran en el centro hospitalario en un tiempo récord y dispuestos a todo.

Algunos de los embozados (no estaban completamente encapuchados) han sido reconocidos también como miembros del clan de Los Castañas por los agentes, pero las imágenes no son del todo nítidas. Unas horas después, ayer por la mañana la Policía detuvo a casi una decena de individuos cuando trataban de alijar en la playa. «Es más que posible que algunos de ellos también participaran en lo del hospital», sostienen las fuentes consultadas. El herido es una pieza menor del clan liderado por Antonio y Francisco Tejón Carrasco, los hermanos Castañas, que junto a Abdellah El Haj Messi se han convertido en los señores del hachís que llega a España. El Haj quedó recientemente en libertad a cambio de 80.000 euros tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía.

Zoidoy Díaz, a la gresca por el narco

La liberación del narco del hospital ha enfrentado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y a la presidenta andaluza, Susana Díaz después de que esta reclamara «cuanto antes» más policías y guardias civiles para la zona. Zoido le envió una carta en la que le reprocha que nunca le haya transmitido preocupación por el Campo de Gibraltar, le recuerda que ha visitado esa zona en seis ocasiones para apoyar a los agentes y le recuerda las operaciones antidroga desde 2017, incluida la de Miñanco.