Saltar al contenido
muerta nalgas
5
Ene

Trágico: Quiso agrandar sus nalgas y terminó con el corazón taponado

Actualizado: 05/01/2018 15:16

El Departamento de Medicina Forense del Condado Miami-Dade confirmó que coágulos de grasa en el corazón y los pulmones le causaron la muerte a una mujer de 40 años de Louisiana que se sometió en diciembre a una cirugía cosmética en una clínica del área. Se trata de la sexta paciente en Miami-Dade desde el 2013 que pierde la vida por las mismas complicaciones surgidas por un procedimiento quirúrgico similar, comúnmente conocido como levantamiento brasileño de glúteos.

Kizzy London, madre de dos hijos que vivía en Baton Rouge, falleció el 14 de diciembre en el Jolie Surgery Center, ubicado en el 8504 SW 8 street, después que los coágulos de grasa le obstruyeron las arterias del corazón y de los pulmones, de acuerdo con el reporte del forense que se dio a conocer el jueves.

Se cree que posiblemente los coágulos de grasa llegaron al corazón y los pulmones de London tras entrar en su cuerpo a través de una herida en las nalgas, dijo el Dr. Pat Pazmiño, cirujano plástico de Miami que revisó el reporte del forense a petición del Herald.

“Lo que detectamos fue una lesión en la vena glútea inferior”, dijo Pazmiño. “Después que alguien tiene una lesión en la vena glútea inferior, y se le inyecta grasa cerca, la grasa pasa a la vena, y todas las venas le mandan sangre al corazón y los pulmones”.

Durante el levantamiento brasileño de glúteos, los cirujanos usan una varilla de metal llamada cánula para succionar la grasa a través de una incisión quirúrgica, metiendo y sacando el instrumento del cuerpo del paciente. La grasa succionada es procesada y luego se traslada a las nalgas mediante incisiones quirúrgicas.

El reporte del forense señaló que el corazón y los pulmones de London tenían muchos coágulos de grasa en los órganos y evidencia de hemorragia alrededor de una vena en la nalga derecha, cerca del nervio ciático.

La cirugía de London la hizo el Dr. Arnaldo Valls, médico familiar que no está certificado por ninguna junta en ninguna especialidad y no tiene seguro médico por mala práctica, según el perfil que mantiene el Departamento de Salud de la Florida.

El Dr. Valls no pudo ser localizado el jueves para conocer qué tenía que decir sobre el incidente. En diciembre, Valls dio a conocer una declaración por escrito tras la muerte de London. Valls dijo que el corazón de London dejó de latir al finalizar la cirugía, y que el personal médico de la clínica trató resucitarla antes de llamar al 911. London fue llevada al Kendall Regional Medical Center, donde posteriormente fue declarada muerta.

Las complicaciones por cirugías de levantamiento brasileño de glúteos han hecho que algunos cirujanos plásticos se preocupen, sobre todo en el sur de la Florida, donde algunos médicos han estado colaborando con el Departamento de Medicina Forense del Condado Miami-Dade para comprender mejor lo que está ocurriendo.

En julio, la Dra. Emma Lew, jefa forense de Miami-Dade, dijo que los cirujanos plásticos locales han ayudado a su oficina a identificar la causa de las muertes.

“Es una situación trágica que realmente aterra”, dijo Lew. “Mientras más rápido encontremos por qué está sucediendo todo esto, mejor será para todo el mundo”.