Reporte de la ONU arroja lamentables cifras tras bombardeo de EEUU

Tras una operación del ejercito estadounidense contra los talibanes en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, la Organización de las  Naciones Unidas, (ONU), reporta lamentables descensos de personas inocentes que al final terminan convirtiéndose en las víctimas inocentes pagando justos por pecadores. Se calcula según la ONU que en este hecho murieron 23 personas. 

Las primeras constataciones apuntan a que la mayoría de las víctimas eran mujeres y niños”, afirma la UNAMA, que recuerda a todas las partes “sus obligaciones en materia de protección de los civiles”.

Anteriormente, algunos responsables provinciales afganos habían informado de la muerte de “varios miembros de una misma familia” y uno de ellos citó la cifra de “por lo menos 18 civiles muertos”.

La misión Apoyo Decidido de la OTAN informó de la apertura de una investigación sobre este bombardeo aéreo.

En un comunicado explicó que durante una operación en el distrito de Garmsir, los talibanes “abrieron fuego” y después “se replegaron en un complejo” y siguieron “disparando a las fuerzas aliadas terrestres” que “en estado de legítima defensa” pidieron “un bombardeo aéreo”.

“Las fuerzas terrestres no sabían que había civiles en el interior o alrededor del complejo (…) Los talibanes usan a los civiles como escudo de protección”, afirmó la OTAN.

Haji Mohamad, que vive a un centenar de metros del complejo bombardeado, confirmó a la AFP la versión de la OTAN. Los talibanes entraron en una casa y “una hora después los bombardeos mataron” a civiles que había en el interior y a nueve insurgentes.

Desde el comienzo del año el número de civiles afganos víctimas de bombardeos aéreos alcanzó un récord (313 muertos, 336 heridos), o sea un aumento de 39% con relación a 2017, señaló la ONU en octubre.

Se prevé que en 2018 el número de civiles muertos en Afganistán supere al registrado en la guerra en Siria.

Fuente EP Mundo Noticia al Día
Cargando...
Cargando...