Revelan las prohibición para la boda de Harry y Meghan

Todos sabemos qué se espera de un invitado a una boda, ¿pero cuánto sabes sobre cómo vestirte y cómo actuar en la boda real del año? A continuación encontrarás los principios básicos del estricto protocolo real Inglés para estas ocasiones y lo que se espera de los invitados que asistan a la boda del príncipe Harry y Megan Markle.

La vestimenta del novio y de los invitados

Al igual que todos los príncipes de casas reales, se espera que Enrique de Gales vista un uniforme militar el día de su boda y que los hombres invitados vistan de chaqué,que es lo apropiado para fiestas y ceremonias de día.

El chaqué sigue siendo el traje de máxima etiqueta para el hombre, que deja su paso al frac por la noche. Según el protocolo real inglés, sólo el traje regional de cada país tiene el mismo nivel protocolar que el chaqué.

Normalmente el chaqué se compone de cuatro piezas: la levita, el chaleco, el pantalón y la corbata, junto a otros complementos personales.

Al ser la levita la prenda más grande es tal vez la más vistosa. Lleva cola al igual que el frac, pero es más larga y redondeada, y suele ser de color negro o en tonos grises.

El chaleco puede ser de color gris perla para los invitados más jóvenes y negro para los mayores, pero también se permite el color. Actualmente podemos encontrar chalecos de colores de lino y seda, e incluso estampados y brocados. Pueden tener una fila de botones, ser cruzados o con solapa. Sin embargo, es preferible evitar colores muy llamativos en una boda real.

El pantalón debe ser a rayas verticales y la basta conservadora. Al igual que el chaleco, la corbata, que antes se llevaba en gris plateado, ahora ofrece multitud de opciones de color. Los zapatos siempre de color negro, de piel, sin dibujos y con cordones, con unos calcetines de seda o hilo en color negro.

La vestimenta de las mujeres

Siempre es bueno recordar las reglas del protocolo real inglés en caso que se nos pida un consejo a la hora de escoger el atuendo femenino. Como ya es costumbre en el Reino Unido, la fecha de la boda dicta qué tipo de sombrero usarán las mujeres.

Si la boda es antes de Pascua de Resurrección, el sombrero que se debe usar será de tela, y si por el contrario la boda es después de Pascua, el sombrero debe necesariamente ser de paja, como es el caso.

También es bueno tener en cuenta las reglas de cortesía al momento de aconsejar a nuestra acompañante sobre qué tipo de sombrero escoger. No es correcto y es poco cortés bloquear la vista de otros invitados escogiendo un sombrero de grandes dimensiones en una iglesia, pues obstaculizará a los situados detrás de éste.

En cuanto al vestido de las invitadas, en ningún caso puede ser blanco, color reservado exclusivamente para la novia Las invitadas deben optar por un vestido formal de día, los hombros deben estar siempre cubiertos y los zapatos deben ser cerrados.

Todos sabemos que las bodas reales despiertan gran interés y son ampliamente seguidas por los medios de comunicación, por lo que es una gran oportunidad para vestir de algún diseñador de su país, y si no optar por una firma del país en donde se celebrará la boda a modo de homenaje con los anfitriones.

Es importante también tener en cuenta que las piernas deben estar siempre cubiertas con medias trasparentes. Las piernas desnudas no son propias del protocolo real inglés (al menos si seguimos al pie de la letra sus reglas), sin embargo hemos visto cómo se ha obviado esta regla en varias ocasiones.

Del mismo modo, no es correcto usar tacones demasiado altos, no sólo porque no son considerados de etiqueta para estos efectos, sino que constituyen una mala elección, pues quienes hayan caminado por la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, sabrán de la incomodidad que esto implica al momento de desplazarse.

Acudir en solitario

No es motivo de vergüenza acudir a la boda sin acompañante, a lo menos no lo es en el Reino Unido. Algunos de los invitados personales de los novios han confirmado que acudirán en solitario, así como también lo harán algunos representantes de organizaciones benéficas apoyadas por los novios.

Saludar a los novios

La recepción de los invitados tendrá lugar en el salón de San Jorge, una de las salas más imponentes del castillo de Windsor, que suele ser empleada para realizar banquetes de Estado.

Los asistentes al enlace serán trasladados a esta sala mientras los novios recorren las calles del condado de Berkshire. Es altamente probable que haya una fila de saludo protocolar compuesta por miembros de la familia real británica esperando recibir a los invitados a la celebración.

Cuando llega el momento de saludar, lo correcto es decir, por ejemplo, “Muchas gracias, ha sido una ceremonia encantadora, gracias por recibirnos”. En cualquier caso, el saludo debe ser breve y nunca se debe mantener una conversación con quienes reciben a los invitados, pues éstos tendrán que saludar a otras dos mil personas más.

Saludar a la reina

Si se presenta el momento de saludar a la reina Isabel, la forma correcta de hacerlo es dirigiéndose a ella como “Su Majestad” (“Your Majesty”) la primera vez, y “Señora” (“Ma´am”) a partir de entonces. Evita siempre monopolizar su tiempo y responde brevemente a cualquier pregunta suya terminando cada frase con estas formas de cortesía y respeto.

No se debe tocar a la reina bajo ninguna circunstancia, a menos que ella extienda la mano para así responder el gesto. Los hombres deben inclinar la cabeza con el saludo y las mujeres hacer una reverencia adelantando la pierna derecha, doblando ligeramente las rodillas y manteniendo la espalda recta. A diferencia de los hombres, las mujeres al saludar no deben mirar al suelo sino al frente, a la cara de la persona saludada.

Mantenerse lejos de las redes sociales

Es incorrecto hacer públicas fotografías de los novios o de los detalles del vestido de la novia antes de que salgan las imágenes oficiales, sino que esto le puede causar un disgusto a los novios.

Al igual que una boda no es el momento para jugar a ser paparazzi, tampoco es correcto estar pendiente móvil o a las redes sociales que a la significación del acto religioso. Lo verdaderamente recomendable es no llevar el móvil, pues créame, nada será más interesante que la boda misma.

Fuente EP Mundo MSN
Cargando...
Cargando...