Revelan macabros detalles del asesinato del sacerdote

Un crimen conmocionó al país. La delincuencia ya no respeta investiduras con tal de adueñarse de los ajeno. Este lunes le tocó el turno a un sacerdote quien fue asesinado para robarle el vehículo.

Cuando llegaba a la casa parroquial Nuestra Señora de Fátima, en la urbanización Santa Isabel de Barquisimeto, fue asesinado de dos tiros el sacerdote Iraluis José García Escobar, de 38 años. El hecho ocurrió a las 3:30 de la tarde del lunes 9 de julio, cuando dos hombres se proponían a robarle una camioneta marca Terios, que conducía el párroco.

Al momento del suceso, una patrulla del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) pasaba por el lugar.

Los funcionarios, al escuchar los gritos de los vecinos y al observar lo ocurrido, iniciaron una persecución que culminó con la muerte de uno de los delincuentes, Rainer José Rodríguez Ramírez, de 20 años, quien tenía antecedentes por robo y homicidio. El segundo logró fugarse.

El intercambio de disparos ocurrió en un galpón cercano a la casa parroquial, específicamente en la calle 2 de Santa Isabel. Se incautó en el lugar un revólver.

Durante el enfrentamiento también fue herido el detective agregado Luis Alexander Machado Prado, adscrito a la subdelegación de Barquisimeto, quien se encuentra fuera de peligro en el Hospital Pastor Oropeza, donde también había sido trasladado el padre Iraluis.

Esta zona es roja y conocida por la alta incidencia de robo de vehículos, según informaron los funcionarios policiales, quienes continuarán con las investigaciones hasta encontrar al segundo responsable del crimen.

Existe una segunda versión, no confirmada, sobre la posibilidad de que los antisociales querían vengarse del padre, porque él había visto semanas atrás cuando robaban a una señora y los denunció.

Pesar en la comunidad

Oswaldo Araque, vicario general de la Arquidiócesis de Barquisimeto, expresó su profundo pesar por la muerte del padre Iraluis, conocido como un sacerdote “bastante integrado con la comunidad y con gran celo pastoral”.

Gabriel Trejo, párroco de San Judas Tadeo, lamentó el suceso y recordó al padre Iraluis como alegre, “muy guaro y cardenalero 100 %”.

“Era una persona muy espiritual, entregado a la Iglesia y responsable. A mí me tendió la mano desde que llegué a esta zona pastoral”, explicó Trejo.

El padre Iraluis será velado en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en el barrio Andres Eloy Blanco de Barquisimeto.

Fuente EP Mundo El Pitazo
Cargando...
Cargando...