Se disfrazó de Spiderman en su 7mo cumpleaños y murió cruelmente

Chaquone Watson, de 7 años, y su madre Carla Queeley, fueron asesinados por un hombre que entró con otros sujetos armados a su casa en Miami para robarlos. Ese día se estaba celebrando la fiesta de cumpleaños del niño, que estaba vestido con su disfraz de Spiderman cuando le dispararon, según reportó The Miami Herald.

El crimen ocurrió en octubre 2006 y el asesino, Sean Condell, fue sentenciado el 9 de mayo a pasar el resto de sus días en prisión.

Condell y cuatro otros sujetos llegaron a la residencia al norte del condado Miami Dade y asaltaron la casa, pensando erróneamente que encontrarían allí una caja fuerte llena de dinero de narcotráfico, según reportó NBC2.

Además de Chaquone y su madre que murieron, otras cuatro personas en la fiesta fueron heridas, incluyendo dos otros niños, según informó a PEOPLE un oficial de la fiscalía de Miami-Dade.

Tomó más de una década llevar a Condell a la justicia. “Espero que reflexiones sobre tus crímenes sin sentido mientras esperas que la muerte te libere de la prisión”, le dijo la jueza Ellen Sue Venzer al sentenciarlo según The Miami Herald.

El diario añade que la jueza le dijo al asesino al emitir su sentencia: “Uno puede imaginarse que este niño deseaba tener los poderes del Hombre Araña mientras se escondía bajo su capa del terror que usted creó, pero no pudo. Su madre —una verdadera superheroe— mostró valentía al tratar de cubrir a su hijo con su cuerpo de las balas. Ella tampoco pudo defenderlo del mal, de su maldad señor Condell”.

Fuente EP Mundo People en Español
Cargando...
Cargando...