¡Se fugó una princesa emiratí y temen por ella!

Un grupo internacional de derechos humanos está preocupado por el paradero y bienestar de una de las hijas del primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Rashid al Maktum, tras los informes de su fracasado intento de huir del país.

Human Right Watch instó el sábado pasado a las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos a aclarar el estatus de la jeque Latifa bin Mohamed al Maktum, ya que en caso contrario su caso “se calificará de desaparición forzada, dadas las pruebas que apuntan a que fue vista por última vez siendo detenida por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos”.

La princesa Latifa divulgó en marzo un video en el que anunciaba su decisión de huir del país para escapar de una vida de restricciones.

La organización de asistencia legal Detained in Dubai (‘Detenido en Dubái) informó ese mismo mes que la hija del primer ministro emiratí (y también gobernante del emirato de Dubái) había huido de Dubái con ayuda de unos amigos a bordo de un yate perteneciente al ciudadano francoestadounidense Hervé Jaubert. El yate fue detenido el 4 de marzo a unos 80 kilómetros de las costas indias.

El mes pasado una fuente cercana al Gobierno de Dubái confirmó que la princesa Latifa había sido devuelta a Emiratos Árabes.

El domingo pasado las autoridades del país no contestaron a la solicitud de Reuters de comentar el caso. Una fuente cercana al Gobierno de Abu Dabi dijo que “Latifa está sana y salva junto con su familia”, pero rechazó hacer más comentarios citando razones legales.

En su comunicado HRW citó a dos amigos de la princesa Latifa que decían no haber tenido noticias de ella en los últimos dos meses.

“Si está detenida necesita los derechos que todos los detenidos deben tener, incluido el derecho a comparecer ante un juez independiente”, señaló la directora de HRW en Oriente Medio, Sarah Leah Whitson.

“La apuntaron con sus armas”

El grupo de defensa de derechos humanos citó a la ciudadana finlandesa Tiina Jauhiainen, quien se describió como amiga de Latifa y una de las personas presentes a bordo del yate. Jauhiainen dijo que los guardacostas indios colaboraron con las autoridades de EAU en la detención del yate.

“Unos hombres subieron a bordo, la apuntaron con sus armas, la obligaron a tumbarse y le ataron las manos detrás de la espalda”, cuenta HRW.

Jauhiainen indicó que el 22 de marzo las autoridades emiratíes le permitieron regresar a Finlandia y que por esa misma fecha Jaubert recibió permiso para abandonar el país con la tripulación del yate.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...