Secuestró a su hija y le hizo una macabra amenaza

La maldad de los padres puede llegar a un punto diabólico. Gary Cauley mantuvo como rehén a su hija de seis años durante 24 horas en una casa en Florida tras una discusión con su esposa. De acuerdo con el informo policial, el domingo el hombre finalmente permitió que la niña saliera de la residencia y le advirtió que apenas estuviera afuera se suicidaría.

“Sal, los policías no te harán daño, pero cuando estés afuera me voy a matar”, dijo el hombre según lo que la niña le informó al Departamento de Policía del condado Polk, en el centro de Florida.

El jefe de la policía Grady Judd dijo en una conferencia de prensa que a pesar de las negaciones intensas, Cauley se mantenía apuntándose a la cabeza, al pecho y a la boca y era “un proceso que repetía”.

El hombre, de 39 años, amenazaba con suicidarse desde el sábado cuando se atrincheró en la casa con la menor después de discutir con su esposa separada, confrontación que se intensificó cuando Cauley se enteró que ella iría a la playa con la niña y otro hombre.

Final desgarrador

Judd detalló que a la 1:20 pm de este domingo finalmente liberó a la niña. “La buena noticia es que estaba afuera, ilesa. Logramos sacar a la niña de manera segura y está en buen estado de salud”.

Pero, agregó, “la mala noticia es que nos dijo la verdad: ‘yo me voy a suicidar’. Él estaba diciendo eso desde ayer. Se suicidó delante de nuestro equipo SWAT”.

El hecho ocurrió en Lakeland cuando las autoridades decidieron lanzar gases dentro de la casa para obligar a Cauley a salir de la casa, que solo se asomó a la ventana buscando respirar mejor mientras seguía apuntándose con el arma.

Entonces los agentes lanzaron más gases dentro de la casa desde la parte de atrás de la residencia y eso hizo que Cauley, quien estaba en libertad condicional, saliera a la puerta delantera.

“Cuando salió nos sentimos aliviados pensando que se rendiría, pero no bajó la pistola. A pesar de las negociaciones se colocó el arma dentro de la boca y disparó. Nosotros fuimos testigos de que tenía una arma en la boca y cayó de inmediato muerto en la acera”, dijo el jefe policial.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...