Saltar al contenido
policia españa
5
Ene

Sigue a su exmujer y le clava un cuchillo en la nuca ante sus hijos

Actualizado: 05/01/2018 9:21

El Juzgado de Violencia Contra la Mujer 1 de Granada, en funciones de guardia, ha decretado la entrada en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de un hombre de 31 años detenido este miércoles tras asentar la pasada Nochevieja tres puñaladas a su expareja en Pinos Puente ante dos de sus hijos.

Según han explicado fuentes de la Guardia Civil, los hechos tuvieron lugar poco antes de las 23.30 horas del pasado 31 de diciembre en Pinos Puente cuando el detenido siguió a su expareja y le propinó tres puñaladas, una de ellas en la nuca, por las que fue evacuada a un centro hospitalar

El detenido permaneció escondido tres días

La mujer llamó entonces al servicio de emergencias 112, lo que provocó la huida de su agresor, que ha permanecido escondido hasta que fue detenido el pasado miércoles en las inmediaciones de la vivienda de un familiar, también en el municipio de Pinos Puente.

Según ha adelantado hoy el periódico Ideal de Granada, la víctima es una joven de 23 años, que ya ha recibido el alta médica y que aunque había sufrido algunos episodios de maltrato, nunca había formalizado ninguna denuncia.

La víctima, una joven de 23 años que tiene tres hijos en común con su agresor, cortó la relación en octubre tras más de ocho años de relación

La joven se separó de su agresor el pasado mes de octubre tras más de ocho años de relación. El detenido la siguió cuando la joven iba a la casa en la que reside con los tres hijos de ambos y le propinó tres puñaladas en la nuca, la barbilla y la axila delante de dos de los menores, hasta que la víctima se refugió en la casa.

La Guardia Civil lo detuvo el miércoles como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familia con lesiones graves por el que pasó ayer a disposición judicial.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han detallado que el Juzgado de Violencia Contra la Mujer 1 decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza contra el detenido como autor de un delito de tentativa de homicidio y otro de amenazas.

Al arrestado no le constan antecedentes por este tipo de delitos, según las mismas fuentes.