¡Sóbate! Mira lo que le negó el Pentágono a Donald Trump

El Pentágono no aceptó una petición del presidente Donald Trump referente a la caravana migrante. La petición de enviar tropas para ayudar a contrarrestar al grupo de migrantes centroamericanos que caminan hacia la frontera de Estados Unidos, fue rechazada.

El Departamento de Seguridad Nacional solicitó que el Pentágono proporcione una fuerza de reserva a la que se podría recurrir para proporcionar “control de multitudes y tráfico” y salvaguardar al personal de Aduanas y Protección de Fronteras en la frontera de Estados Unidos y México.

Sin embargo, el Pentágono rechazó la solicitud el 26 de octubre, incluso cuando aprobó el suministro de DHS con apoyo aéreo y logístico, personal médico e ingenieros, informó CNN.

Dos oficiales de la defensa familiarizados con la solicitud dijeron a CNN que el Departamento de Seguridad Nacional solicitó que el Pentágono proporcionara una fuerza de reserva a la que se podría recurrir para proporcionar “control de multitudes y tráfico” para lidiar con la caravana de migrantes.

Se entiende que la solicitud fue rechazada porque el Departamento de Defensa consideró que las tropas en servicio activo no tienen la autoridad para llevar a cabo ese tipo de misión a menos que Trump les otorgue más autoridades.

Los oficiales de defensa han enfatizado que las tropas en la frontera están para apoyar a las autoridades civiles y que no se espera que entren en contacto con los migrantes.

El ejército tiene prohibido por ley realizar arrestos o desempeñar funciones internas de cumplimiento de la ley.

Pero los analistas militares afirmaron que Trump puede usar fácilmente a la GuardiaNacional, a los Alguaciles o al personal de Inmigración y Control de Aduanas para respaldar a los oficiales de la frontera si es necesario.

El presidente anunció el jueves que enviaría hasta 15,000 soldados, muchos de ellos armados, para repeler lo que ha calificado como una “invasión” de miles de migrantes que pretenden tomar residencia en el país haciendo solicitudes de asilo.

Durante un feroz discurso pronunciado desde la Sala Roosevelt, dijo que “cualquiera que arroje piedras o piedras, como lo hicieron con México y el ejército mexicano, la policía mexicana, donde lastimaron gravemente a la policía y los soldados de México, lo consideraremos un arma de fuego. Porque no hay mucha diferencia”.

Sin embargo, el viernes tras críticas por sus comentarios dijo que los inmigrantes que tiren piedras contra los soldados serán arrestados, pero que las tropas no les dispararán de vuelta.

“No tendrán que disparar. Lo que no quiero es que esta gente tire piedras”, comentó Trumpa los periodistas fuera de la Casa Blanca. “Si nos hacen eso, van a ser arrestados durante un largo tiempo”, agregó.

Fuente EP Mundo Azteca América
Cargando...
Cargando...