Su ataque racista en una piscina comunal le salió muy caro (Video)

El ataque racista de un hombre contra una mujer negra en una piscina comunal de Carolina del Norte le costó su empleo.

Adam Bloom se metió en problemas en el festivo del 4 de Julio cuando le pidió identificación a Jasmine Abhulimen, residente de Glenridge, una comunidad privada en Winston Salem.

La mujer enfureció con la situación y reclamó a Bloom por su actitud. El sujeto llamó a la policía, lo cual jugó en su contra ya que Abhulimen grabó el video del momento en que llegaron los agentes. Allí se confirmó que Bloom abusó de su posición como miembro de la junta de propietarios y jefe de la operación de la piscina. El sujeto llegó a argumentar que podía pedir identidad a las personas sospechosas de no vivir en la comunidad, lo cual no era cierto.

“Soy la única mujer negra en la piscina y él sólo me pide identificación a mí”, dice la mujer en el video.

La Policía publicó el audio de la llamada de Bloom en la que asegura que Abhulimen no era residente de la comunidad y que se negaba a identificarse.

Bloom renunció a la junta de propietarios y ya no es el encargado de la piscina. El hombre también perdió su empleo de cinco años en Sonoco.

“No aceptamos discriminación de ningún tipo y trabajamos mucho en crear una cultura de inclusión, diversidad y unidad”, dijo Brian Risinger, vocero de la compañía. “Sus acciones son inaceptables”.

Bloom se disculpó por sus acciones.

“Me duele que hice sentir a una persona pequeña y señalada. Estoy muy arrepentido de lo que hice”, dijo Bloom.

Aquí está el video de la situación:

Fuente EP Mundo El Diario de New York
Cargando...
Cargando...